El doctor no deja de decirle que su hijo ha muerto. Entonces ella va para probar que se equivocan

Y todo comenzó con un dolor de estómago.
Holly Lewis tenía 21 años el 2012 cuando comenzó a experimentar dolores de estómago y en su espalda. Los síntomas no se fueron, así que esta mujer británica buscó el consejo de un doctor que estaba fuera de servicio. El profesional la calmó y le explicó que era muy probable que fueran problemas gástricos.

El dolor no se fue y sólo se acrecentó. Así que partió de urgencia al Hospital para mujeres de Birmingham y fue aquí donde tuvo la noticia más fuerte de su vida.
Su doctor le dijo que en realidad estaba enfrentando una etapa temprana de embarazo, pero que había sufrido una pérdida. Sin embargo, al volver a su casa, Holly tenía la sensación de que su bebé aún estaba con vida.

Ya tengo otra pequeña niña, y con mi embarazo anterior significaba que tenía un instinto de que todavía llevaba a Lacey“, dijo a Telegraph.

Luego de una semana, Ella regresó a la misma oficina del doctor. Otra vez, el doctor le dijo que el bebé murió por un embarazo ectópico, que es un tipo de embarazo que se produce fuera del útero.
Ella se descargó y continuaba estando convencida de que estaban equivocados.

 

Así que fue al hospital por tercera vez. “No siempre es posible detectar un embarazo en las primeras etapas, por lo que no podemos confiar en esto como un diagnóstico definitivo”, le dijeron.
Ahora, Holly fue siempre la que tuvo la razón, ya que Lacey, la bebé que se suponía que estaba muerta, nació.

Según Holly, nadie de la institución se acercó a pedirle disculpas por su negligencia médica.

No te lo pierdas

Fuente Upsocl

Deja un comentario

Login