La banca del futuro se llama Blockchain

En las últimas semanas es probable que hayas escuchado algunos de los siguientes términos si has prestado atención al mundo de las finanzas: criptomoneda, blockchain y bitcoin. ¿Pero, qué significan? ¿Y por qué es de tanto interés este tema?

Blockchain es la tecnología de registro distribuido y compartido que facilita el proceso de registrar transacciones y rastrear activos en una red de negocios, todo esto de una manera protegida contra su eliminación, alteración y revisión. Su nombre viene de que almacena los datos en bloques que forman en conjunto una cadena. Al incrementar el número de transacciones, también lo hace la cadena de bloques.

Una de las mejores maneras para entender al blockchain son sus casos de uso como el almacenamiento en la nube, contratos inteligentes, redes sociales, anti-falsificación, gobernanza, identificación digital, cadena de suministro, arte y propiedad, mercados de predicción e Internet de las Cosas.

En cuanto a las criptomonedas, como el bitcoin, se trata esencialmente de dinero digital, herramientas digitales de intercambio que utilizan la criptografía y la tecnología blockchain, para facilitar transacciones seguras y anónimas.

Otra manera de entender al blockchain es como si éste fuera un sistema operativo, tal como Windows de Microsoft o MacOS y bitcoin es tan sólo una de tantas aplicaciones que pueden ejecutarse en este sistema operativo.

El uso de blockchain en la industria financiera

Blockchain es útil para una variedad de procesos financieros debido al potencial que tiene para ofrecer a las empresas una alternativa segura y digital para procesos bancarios que son típicamente burocráticos, que consumen tiempo y recursos.

Pero ¿cómo la tecnología dará forma al futuro de la industria bancaria? Durante la más reciente conferencia Money20/20, el evento más importante sobre pagos y servicios innovadores para el comercio conectado, se reveló una encuesta en la que se afirma que los bancos están sentando las bases para la digitalización de sus negocios y anticipar las tecnologías emergentes, desde el Internet de las Cosas hasta autenticaciones biométricas y blockchain, para dejar una huella sustancial en la industria dentro de los próximos cinco años. La tecnología impulsará la próxima transformación de los bancos. La pregunta para las instituciones financieras ya no es si van a invertir en la tecnología, sino la rapidez con que pueden invertir.

Los bancos ya están preparando el terreno para su transformación digital. Más del 50% de los bancos con 100 mil millones de dólares o más en activos, esperan tener implementaciones comerciales como aplicaciones móviles, APIs, Inteligencia Artificial (IA), autenticaciones biométricas y blockchain aumentada en los próximos cinco años.

La integración de las nuevas tecnologías en las plataformas existentes y los sistemas de modernización de legado son los principales desafíos de la implementación en los bancos. De hecho, el 46% de los encuestados indicó que la infraestructura existente tiene cierto impacto en la capacidad de sus instituciones para el lanzamiento de nuevos productos.

En cuanto al impacto de los centros de datos de modernización y despliegues de cloud computing, el 81% de los encuestados de los bancos con 100 mil millones de dólares de activos o más están implementando tecnologías de computación en nube.

Hoy en día, los bancos y las plataformas de negociación utilizan sistemas complejos para procesar pagos a través de redes globales. Estos sistemas requieren una costosa infraestructura de TI y son relativamente lentos; puede tomar incluso días efectuar un pago viajando de una cuenta bancaria a otra. Los sistemas también requieren una autoridad central para supervisar, certificar la propiedad y las transacciones claras.

Los expertos creen que blockchain tiene el potencial de alterar la infraestructura de distribución de las finanzas, igual que la tecnología digital y la nube han interrumpido otras industrias; pues potencialmente eliminan todo lo costoso, complejo y engorroso de una infraestructura de TI para proporcionar transacciones seguras, en tiempo casi real y eliminando la necesidad de tener una autoridad central.

A decir verdad, estas tecnologías tienen numerosas aplicaciones, desde la banca al Internet de las Cosas. En los próximos años se espera que las empresas e instituciones financieras las adopten como una herramienta prometedora que va a transformar partes del Internet de las Cosas, tal vez no serán utilizables en todas partes, pero en muchos casos estas tecnologías pueden ayudar a resolver problemas particulares, mejorar los flujos de trabajo y reducir los costos, redefiniendo así la economía.

Fuente Forbes

Deja un comentario

Login