Hot News

Piden prudencia, diálogo y negociación tras el anuncio de Trump de hacer a Jerusalén capital de Israel

El anuncio del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel ha ocasionado una cadena de reacciones, que en su mayoría piden prudencia, diálogo y negociación ante el miedo a desestabilizar Oriente Próximo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo hoy que la “identidad histórica” de su país está siendo reconocida. “Nuestra identidad nacional e histórica está recibiendo gestos importantes cada día, pero en especial hoy”, dijo Netanayhu en un vídeo que ha sido colgado en su cuenta de Facebook, según DPA.

Además, hoy la Liga Árabe ha convocado una reunión de emergencia en El Cairo para debatir la decisión estadounidense.

El representante de los palestinos en el Reino Unido, Manuel Hassassian, dijo a la BBC que la decisión de Trump es un “beso de la muerte” para la solución de dos estados en los esfuerzos de paz y que es como una “declaración de guerra”.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha alertado hoy de que alterar el estatuto de la ciudad de Jerusalén es una cuestión “extremadamente sensible” que debe ser resuelta mediante “negociación” y por eso ha mostrado su preocupación por que EEUU la reconozca como capital de Israel.

“El estatuto de Jerusalén es una cuestión central que debe ser resuelta mediante negociación, es extremadamente sensible alterarlo y eso nos preocupa”, ha asegurado Dastis en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Dastis ha insistido en que “no hay mejor alternativa” para la región que la solución de los dos estados, Israel y Palestina, “viviendo juntos en paz y seguridad”, recoge Efe.

El Reino Unido se mostró “preocupado” por los planes de Trump, según un miembro del gabinete de Theresa May, mientras que un enviado de la ONU para la zona considera que el futuro de Jerusalén debe negociarse, informa France Presse.

“Seguimos con preocupación las informaciones que hemos oído porque pensamos que Jerusalén debería, evidentemente, formar parte de una solución definitiva (al conflicto) entre israelíes y palestinos, una solución negociada”, informó el ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, en Bruselas. “Nosotros no tenemos la intención de desplazar nuestra embajada”, afirmó el ministro británico.

La propia May se pronunció después señalando que está intentando hablar con Trump sobre este tema y que el estatus de Jerusalén debería ser determinado en una negociación entre israelíes y palestinos.

“El futuro de Jerusalén es algo que debe negociarse con Israel y los palestinos en negociaciones directas, uno al lado del otro”, dijo el enviado especial de la ONU para Oriente Próximo, Nickolay Mladenov.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha dicho en numerosas ocasiones “que todos debemos ser muy prudentes con lo que hacemos”, añadió.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró hoy que los miembros de la Alianza respaldan una solución “pacífica” y “negociada” al conflicto entre palestinos e israelíes ante el inminente anuncio del presidente de Estados Unidos, informó EFE. “La OTAN no forma parte del proceso de paz en Oriente Próximo, pero los aliados de la OTAN apoyan firmemente todos los esfuerzos por encontrar una solución pacífica negociada al conflicto en Oriente Próximo”, recalcó Stoltenberg en una rueda de prensa durante una reunión de ministros de Exteriores de la Alianza Atlántica.

Cumbre en Estambul
El Gobierno de Turquía ha anunciado hoy que el próximo miércoles se celebrará en Estambul una cumbre de líderes de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), para tratar el posible reconocimiento por parte de Estados Unidos de Jerusalén como capital de Israel. De momento, el presidente Erdogan ha asegurado que proclamar Jerusalén como capital israelí beneficiará a “grupos terroristas”.

“La semana que viene, el miércoles 13 de diciembre, nuestro presidente será el anfitrión en Estambul de una cumbre extraordinaria de líderes de la Organización por la Cooperación Islámica”, dijo el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, y difundió Efe.

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, advirtió hoy a su homólogo estadounidense, Rex Tillerson: “Trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén será un gran error. Todo el mundo está en contra”, dijo el ministro turco a la cadena turca NTV, tras una reunión bilateral con su homólogo estadounidense en la sede de la OTAN en Bruselas.

El ayatolá Ali Jamenei, la máxima autoridad de Irán, calificó hoy como un gesto de debilidad la intención que tiene Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel, un paso que no detendrá la liberación de Palestina de la ocupación israelí.

“Declarar Jerusalén capital de la Palestina ocupada muestra tan sólo la desesperación y la incapacidad de acción (de Estados Unidos Unidos e Israel)”, dijo.

Ese paso pone de manifiesto de nuevo que Estados Unidos e Israel no pueden sacar adelante los objetivos que se han propuesto en Palestina. “Pero al final Palestina será liberada y tanto los palestinos como el mundo islámico resultará vencedor”, dijo el ayatolá, que según la Constitución iraní tiene la última palabra en todas las cuestiones estratégicas, recoge Dpa.

Por su parte, Siria condenó también este miércoles el “peligroso” proyecto del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

“Siria condena en los términos más enérgicos la voluntad del presidente estadounidense de reconocer (…) Jerusalén como capital de la ocupación israelí”, afirmó una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores citada por la agencia oficial SANA y recogida por France Presse.

El papa Francico ha pedido que se respete el statu quo en Jerusalén y que se den muestras de “sensatez y prudencia”.

“No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días” en torno a Jerusalén, declaró el pontífice argentino durante su audiencia semanal. “Hago un llamamiento desesperado para que todos se comprometan a respetar el statu quo de la ciudad, en conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas”, agregó.

La Casa Blanca: “Es imposible”
También, el primer ministro turco, Binali Yildirim, de visita en Seúl, instó hoy al presidente de EEUU, Donald Trump, a reconsiderar su plan de la capitalidad de Jerusalén y ordenar el traslado allí de la embajada estadounidense.

“En mi opinión semejante decisión de mover la embajada de EEUU a Jerusalén podría acrecentar el conflicto entre Israel y Palestina de nuevo, y aumentar el conflicto entre religiones”, dijo Yildrim durante una rueda de prensa conjunta celebrada tras su reunión con su homónimo surcoreano, Lee Nak-yon.

“Creo que este es un asunto que debería reconsiderarse”, añadió el político turco en declaraciones recogidas por la agencia surcoreana Yonhap y dadas por Efe.

Desde la Casa Blanca se ha precisado que cumplir la orden de que la embajada estadounidense en Israel se traslade de Tel Aviv a Jerusalén llevará al menos “entre tres y cuatro años” porque será necesario construir un nuevo edificio.

“Es imposible en un sentido práctico mover mañana la embajada” estadounidense, dado que el consulado en Jerusalén no tiene capacidad para el personal de unas “mil personas” que EE.UU. tiene ahora en su embajada en Tel Aviv, explicó a periodistas un alto funcionario del Gobierno de Donald Trump, que pidió el anonimato.

China manifestó hoy su preocupación ante una posible “agravamiento” de la situación en Oriente Próximo ha causado por el inminente anuncio por parte de EEUU del traslado de su embajada en Israel a Jerusalén.

“Estamos preocupados por un posible agravamiento” de la situación, señaló en conferencia de prensa un portavoz chino del ministerio de Exteriores, Geng Shuang.

“La cuestión de Jerusalén es muy complicada y delicada, y las partes implicadas deberían tener en cuenta la paz de la región”, evitando causar “nueva confrontaciones” e influir en la resolución final sobre el Estado palestino, añadió el portavoz chino, informa Efe.

La Bolsa de Tokio reaccionó a tan sensible cuestión y se desplomó hoy más de un 2 % por los temores a un empeoramiento en la situación de Oriente Próximo.

 

 

Fuente El Mundo

Deja un comentario

Login