Hot News

Metro Madrid confirma que hay amianto en sus trenes

Varias horas después de saltar la noticia Metro de Madrid ha reconocidoque en algunos trenes existe amianto en un pequeño componente eléctrico. Una noticia alarmante que la dirección del suburbano ha tratado de minimizar asegurando que no supone un peligro ni para viajeros ni para trabajadores del suburbano, aunque también han explicado que un empleado sufre una enfermedad profesional por asbestosis, un tipo de cáncer.

Desde Metro se han explicado que, tal y como adelanta el diario El Mundo, en los trenes de los modelos 2.000 y 5.000 -que tienen entre 35 y 40 años- que circulan por las líneas 1, 6 y 9 hay amianto en un componente que está en las “tripas” de éstos.

Las mismas fuentes han agregado que esto no supone “ningún tipo de peligro” para los viajeros de Metro. Sin embargo las caras esta tarde en la línea 6 y 9 del Metro no eran las mismas. Buena parte de los viajeros proseguían su camino como si nada, al desconocer aún la noticia. Sin embargo en algunos convoyes se entablaban conversaciones acerca de la noticia. “Es lo que faltaba, nos tienen viajando en maquinaria perjudicial para la salud y encima llevan años ocultándolo. De cuántas otras cosas no estaremos enterados”, señalaba un grupo de jóvenes que hacían transbordo en Sáenz de Baranda.

Algo similar opinaba Laura, una joven madrileña que se había enterado por las redes sociales y que reconoce que, “aunque tal vez ya no sirva de mucho, trataré de cambiar mi recorrido para evitar algunas líneas. Porque lo de no subir al Metro no es ninguna alternativa. Con los atascos que hay, acercarme al trabajo en autobús o en coche me llevaría casi tres horas cada día”.

La alerta ha llegado al propio perfil de Metro de Madrid en twitter que ha sido interrogado al respecto por varios usuarios aunque la interacción no ha variado un ápice de la respuesta oficial: “Podemos asegurarte que está controlado y no supone peligro alguno. Metro trabaja con los sindicatos y el comité de prevención laboral desde hace tiempo en estos aspectos”.

En lo referente a los trabajadores, la dirección de Metro ha señalado que tampoco corren peligro, puesto que se han llevado a cabo todo tipo protocolos para el manejo del componente eléctrico que contiene amianto y, desde el Servicio de Prevención de la compañía y en colaboración con los sindicatos, se ha formado a los empleados que tienen que hacerlo.

No obstante, Metro de Madrid no ha podido ocultar que a un empleado se le reconoció el pasado mes de diciembre una enfermedad profesional por asbestosis (el asbesto es la base del amianto). El viceconsejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Jesús Valverde, ha señalado que se trata de un antiguo trabajador de Metro “de hace décadas”. En este punto, Valverde ha aclarado que la exposición al amianto de este trabajador se produjo antes de la prohibición del uso de este tipo de material en 2003.

Las mismas fuentes han subrayado que los planes de prevención para el tratamiento del componente eléctrico de los trenes son anteriores al reconocimiento de la enfermedad laboral de este trabajador, del que no han podido precisar a qué labores se dedicaba.

Trenes de los ochenta que siguen en uso
En este sentido, Valverde ha informado de que cuando se descubrió que estos trenes de los 80 y 90 utilizaban amianto en algunos de sus componentes se identificó y señalizó para que todos los trabajadores conocieran dónde se encontraban para saber cómo manipularlos con las medidas de precaución establecidas.

Asimismo, ha afirmado que en estos momentos Transportes está trabajando y colaborando con la Inspección de Trabajo para terminar de actualizar esos protocolos de actuación y definir los mapas para tener mejor identificados los puntos donde hay amianto y evitar riesgos.

Los grupos parlamentarios de la oposición en la Asamblea de Madrid han pedido explicaciones a Metro de Madrid y el Gobierno regional por la preocupante presencia de amianto en algunos trenes. El Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha pedido“medidas urgentes” porque le preocupa la salud de los usuarios y empleados del suburbano.

Ciudadanos se incidido en el hecho de que la presencia de este material “cancerígeno” se conoce “desde los años 90”. Por ello, ha indicado que no entienden los motivos por los que desde los planes de prevención de riesgos laborales “no se ha procedido a elaborar un plan completo de retirada de estos componentes”.

”Nos preocupa la salud de quien está diariamente utilizando estas instalaciones, los empleados de la compañía, y no entendemos por qué no se han hecho estudios previos de control. Por ejemplo, de calidad del aire de los túneles de Metro donde van circulando las unidades y donde los trabajadores hacen gran parte de su vida laboral”, ha concluido Rubio.

La indignación también es patente el grupo parlamentario de Podemos ha registrado una petición de pregunta oral al Gobierno regional para que la consejera de Transportes, Vivienda e Insfraestructuras, Rosalía Gonzalo, informe sobre este asunto en el Pleno de la Asamblea.

El diputado de Podemos Alberto Oiver ha comentado en declaraciones a Efe que, en función de las explicaciones, no descartan pedir dimisiones, aunque ha dicho que en concreto Carabante es “probable” que tuviera conocimiento de esta situación desde antes que la consejera porque “lleva más tiempo”.

Por su parte, el diputado del PSOE-M Daniel Viondi ha anunciado que solicitará al consejero delegado de Metro explicaciones y “medidas concretas” para “garantizar plenamente la seguridad de usuarios y trabajadores”.

Fuente_ La Vanguardia

Deja un comentario