Miembro de la Marina recibió dinero de presuntos “moches” de contratistas

La UIF detectó que los depósitos bancarios fueron hechos por dos proveedores de la Secretaría de Marina
El Contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín también fue investigado por presunto enriquecimiento ilícito

Un hermano de Francisco Gerardo Martínez Pastelín, quien fue jefe de ayudantes del Secretario de la Marina Francisco Saynez, está sujeto a juicio porque entre 2010 y 2014 manejó más de 220 millones de pesos en sus cuentas bancarias por depósitos de contratistas de la Armada.

Según publicó el diario Reforma, las pruebas contra el hermano, como contra los dos proveedores, sumaron en total depósitos superiores a casi mil 400 millones de pesos entre enero de 2010 y abril de 2015, de los cuales sólo declararon 48 millones de pesos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP).

El Contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín también fue investigado por la Secretaría de la Función Pública por enriquecimiento ilícito, pues adquirió inmuebles de alto valor y conducía un Ferrari, pero fue exonerado en 2014 porque autoridades concluyeron que no había excedentes injustificados en su patrimonio.

En ese entonces el mando expuso que su hermano Jesús Marcial Martínez Pastelín, que era empresario, le pagaba las cuentas y propiedades, además que las inconsistencias en sus declaraciones patrimoniales fueron errores de registro que no eran de mala fe.

Fue precisamente Jesús Marcial, a nombre de quien estaba registrado el Ferrari, al mismo al que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) le detectó depósitos bancarios por más de 222 millones de pesos durante los dos últimos años del sexenio pasado y los dos primeros del actual.

La UIF detectó que los depósitos bancarios fueron hechos por Marco Antonio Martínez Tirado y Humberto Cervantes Pacheco, proveedores de la Secretaría de Marina, quienes a través de diversas empresas les han vendido telas militares, equipos de radiocomunicación, deportivos y de entrenamiento, sombreros y botas.

Según la información pública disponiblel, la Marina consignó contratos a Cervantes Pacheco por 87 millones 967 mil 794 pesos, y a Martínez Tirado por cuatro millones 653 mil 748 pesos, entre otros, mismos que no fueron transparentados con el argumento de que se trata de información que puede poner en riesgo la seguridad nacional.

Hacienda señaló que por la misma época Jesús Marcial Martínez Pastelín realizó algunas transferencias a su hermano, el mando de la Marina, pero en menores cantidades, en comparación con lo que recibía de los dos proveedores, pues le depositó poco más de 500 mil pesos desde cuentas bancarias a su nombre.

Los señalamientos contra el Contralmirante, quien hace poco se retiró, han tenido consecuencias sólo para su hermano y los dos empresarios, quienes enfrentan un juicio por defraudación fiscal en libertad.

fuente_ MientrasTantoEnMéxico

Deja un comentario