Obispo no hizo ningún pacto con el narco, sólo su labor pastoral: diócesis de Chilpancingo-Chilapa

– La diócesis de Chilpancingo-Chilapa afirmó que el obispo Salvador Rangel Mendoza no hizo ningún pacto con narcotraficantes, sólo tuvo acercamientos para dialogar y buscar la paz como parte de su trabajo espiritual.

El vocero de la diócesis, Benito Cuenca Mayo, aseguró que desde que Rangel Mendoza llegó a esa congregación en 2015 ha buscado la paz a través de encuentros, aunque algunas de esas personas sean rechazadas.

“Monseñor Salvador Rangel Mendoza no realiza ni ha realizado ningún tipo de pacto, tratos, ni negociaciones con personaje alguno, ni civil, ni político, a fin de buscar la paz, solamente acercamientos por medio del diálogo y en bien de las personas como pastor de esta diócesis”, señaló Cuenca Mayo en conferencia de prensa.

El vocero indicó el obispo sólo hizo su trabajo y no ha hecho nada malo, pues sólo ha ido al llamado de sus “ovejas”, porque algunas están descarriadas y su labor es recomendarles que reivindiquen su camino.

“Una cosa es que andemos entre ellos, porque en Guerrero donde quiera hay narcotraficantes, andamos entre ellos, y otra cosa es que andemos en los negocios de estas personas; simplemente uno hace su labor pastoral”, dijo el vocero de la arquidiócesis.
Cuenca Mayo dijo que al obispo Salvador Rangel no se le puede culpar de algún delito y que el día de hoy se reunirá con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Con información de La Jornada y Noticieros Televisa

Deja un comentario