Un juez ordena a un joven de 30 años que se vaya de la casa de sus padres

Los progenitores han demandado a su hijo después de enviarle cinco cartas pidiéndole que abandone la vivienda en Estados Unidos

Michael Rotondo, en primer término. Detrás, sus padres hablan con su abogado. En el vídeo, declaraciones de Michael Rotondo recogidas por syracuse.com. Douglass Dowty / The Syracuse Newspapers AP

Madrid 23 MAY 2018

Los padres de Michael Rotondo, un joven de 30 años que vive en Estados Unidos, ya no saben cómo echarlo de casa. Después de enviarle cinco cartas suplicándole que abandone la vivienda, decidieron demandar a su hijo. Ahora un juez de la Corte Suprema del condado de Onondaga, a unos 400 kilómetros de Nueva York, ha ordenado al joven que abandone la vivienda, según informa el diario The New York Times.

“Hemos decidido que debes abandonar esta casa de inmediato”, le informaban sus padres en la primera carta el 2 de febrero. Rotondo, que no ayudaba en las tareas domésticas ni contribuía en el pago del alquiler, ignoró la decisión de sus progenitores, por lo que estos redactaron un aviso de desalojo con la ayuda de su abogado, según señala la cadena BBC.

“Quedas desalojado. Se iniciará un procedimiento legal inmediatamente si no te vas antes del 15 de marzo de 2018”, se lee en una notificación del 13 de febrero, firmada por su madre. Unos días después, le ofrecieron unos 930 euros para que se mudara y, en otra carta, criticaron su comportamiento: “Hay trabajos disponibles incluso para aquellos con un historial de empleo pobre como el tuyo. Consigue uno: ¡Tienes que trabajar!”.

A finales de marzo, Michael Rotondo aún seguía en la vivienda. El matrimonio, al considerar que el hijo no tenía ninguna intención de irse, acudió a la corte municipal para tratar de desalojar a su hijo. Allí les informaron de que para que el joven abandonara la vivienda, al ser un familiar, debería ser un juez de una Corte Suprema el que ordenara el desalojo.

La pareja presentó el caso ante la Corte Suprema del condado de Onondaga el 7 de mayo. En una audiencia celebrada este martes, su hijo argumentó que no le habían notificado el desalojo con la suficiente antelación y que necesitaba un plazo mínimo de seis meses. Al juez le pareció “indignante” la defensa del joven. Por ello, le ordenó que abandonara la vivienda de sus padres. Michael Rotondo, en un nuevo intento de permanecer en la vivienda, ha explicado que apelará la decisión del magistrado, según recoge The New York Times.

Nota por El País

Deja un comentario