Hamilton presiona a Vettel en otro día para olvidar de Alonso

Lewis Hamilton quiere recuperar cuanto antes el liderato del Mundial de Fórmula 1 y este domingo tendrá la primera oportunidad en el circuito francés de Paul Ricard. El británico saldrá desde la primera posición de la parrilla de salida del Gran Premio de Francia, con el otro Mercedes, el de Valtteri Bottas, al lado suyo y por delante de Sebastian Vettel, que completó el podio de la clasificación francesa.

El británico se mostró intratable en el circuito Paul Ricard al ganar las tres tandas de la clasificación y superar a su compañero de equipo en 0.118 milésimas. Bottas soñó por unos segundos con la pole position pero Hamilton superó como una exhalación la línea de meta para marcar un 1.30.029 estratosféricos en su último intento. Mercedes hizo doblete y se apresta a volver a mandar sobre Ferrari.

Fernando Alonso fue la gran decepción de la clasificación al no superar la Q1. El asturiano volvió a su triste realidad tras vencer en las 24 Horas de Le Mans hace menos de una semana y este domingo iniciará el Gran Premio de Francia desde la decimosexta posición, peor que hace 15 días en Canadá.

Carlos Sainz, por su parte, brilló para conseguir la séptima posición de la Q3. El madrileño estuvo entre los diez mejores por octava carrera consecutiva y mañana estará muy pendiente de lo que hagan los seis pilotos de las tres grandes escuderías para poder intentar conseguir su mejor resultado de la temporada.

Sebastian Vettel defenderá el punto de ventaja que tiene sobre Hamilton en la clasificación general saliendo desde la segunda línea junto a Max Verstappen, que parece haber elegido ya el camino correcto después de sus travesuras en el inicio del campeonato.

El Ferrari del alemán estuvo muy lejos de los Mercedes en las dos primeras tandas clasificatorias, en las que Kimi Raikkonen tomó el protagonismo en la escudería italiana. El finlandés, sin embargo, estuvo muy lejos de los dos Mercedes, más acertados en la selección de neumáticos para marcar el ritmo en todo momento.

Vettel apretó los dientes en la Q3, reduciendo la diferencia sobre Hamilton pero sin inquietar al británico, que mejoraba su tiempo en cada vuelta rápida que intentó. El accidente de Grosjean al salir de la pista en los primeros minutos de la tanda hizo que las escuderías tuvieran unos minutos para decidir cambios en la estrategia pero nadie pudo rodar más rápido que Hamilton.

Fuente _La Vanguardia

Deja un comentario