El Obispo de Querétaro Faustino Armendáriz Jiménez participa por octavo año en la centenaria romería al Tepeyac para ver a la Virgen de Guadalupe

No se trata de peregrinar y olvidarnos hasta el año que entra, es más bien expresar nuestra fe y comprometernos a manifestarla a lo largo del año, manifestó Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo de la Diócesis de Querétaro, durante su octava participación en la peregrinación hacia la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.

Indicó que a través del peregrinar de hombres y mujeres, se manifiesta el camino hacia la evangelización, para con ello permitir que Dios llegue a los corazones de todas las demás personas.

“Con ello pedimos que Dios llegue al corazón de muchas personas, y que la Virgen Santísima de Guadalupe sea más amada, en cualquier circunstancia para que viva en México, sobre todo ahora con tanta inseguridad y violencia que no podemos ocultar”.

Agregó que con el paso de los años la fe católica se ha incrementado, de tal forma que el número de personas que se unen al camino al Tepeyac ha aumentado considerablemente, “valoremos esta expresión de religiosidad popular, esta expresión de fe de los queretanos, y valorarla significa participar en ella. Pienso que Querétaro, tiene un gran tesoro en la peregrinación de hombres y mujeres y por lo tanto la mejor manera de reconocer el mérito de la fe, y que mejor que manifestarlo a través de la peregrinación”.

Armendáriz Jiménez, realizó un exhorto a los feligreses en general a depositar su “granito de arena” para la paz de la nación, a través de la fe creciente, que es lo que permite llevar una relación de experiencia viva con Dios, “para que caminemos en el mismo acto de Bendición”.

Fuente_plazadearmas

About admin

Deja un comentario