De candidata a diputada a “conejita” de Playboy

Ana Sofía Orellana saltó a la escena pública durante los comicios pasados por ser una candidata joven y tener una innegable belleza física, pero ninguno de los perfiles que le crearon en algunos medios nacionales e internacionales incluye su vida real, fuera de la política.

 

 

 

 

 

 

 

 

En entrevista con EL UNIVERSAL, la joven de 24 años expuso que su más grande sueño es cantar, terminar su carrera como arquitecta en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y crear una asociación civil de ayuda a las mujeres que reciben agresiones a través de redes sociales, eventos que, asegura, ha vivido en carne propia.

“La gente no tiene idea de la magnitud del daño que pueden ocasionar, probablemente yo sea una mujer fuerte, pero habrá quien no lo sea, habrá quien realmente se vea afectada muy en muchos aspectos, reprimir su autoestima o algo más grave”, dijo.

Pese a que competía para ser legisladora en el Congreso local de Puebla por el distrito 17 y abanderando al Partido Nueva Alianza (Panal), que actualmente se encuentra en vilo de perder el registro, Ana Sofía apareció en varios medios como “la sexy candidata a diputada”.

Luego de perder la elección, su nombre resonó de nuevo por la invitación que le hizo una revista para caballeros de posar en sus páginas. Sin que se tenga aún una propuesta concreta por parte de la publicación, ni una respuesta de Ana Sofía, los ataques en sus redes sociales aumentan día con día.

“Yo no creo que salir en la revista sea apoyar la parte de la sexualización de las mujeres, es algo más como buscar ser quien eres y hacer las cosas que realmente te hacen feliz como persona, pero lo sigo meditando por aspectos personales que podría afectar”, sostuvo.

Ana Sofía, como cualquier mujer de su edad, pretende hacer algo más en la lucha por la equidad de género, y a pesar de no haber conseguido ser representante en el Congreso poblano, adelantó que presentará, desde la ciudadanía, iniciativas al respecto.

“Esa parte, de la defensa de las mujeres, es algo que he trabajé desde antes de la política, y todo empezó porque también sufrí violencia, agresión, abuso, tanto en la calle como en el ámbito laboral, y esa parte de mi historia me ha llevado a querer luchar”, expresó.

Ana Sofía tuvo que trabajar mientras era adolescente, como actualmente lo hace; empezó a cantar en reuniones como artista privada, luego asistía a festivales en escuelas, y hasta consiguió una beca por parte de la Universidad de las Américas Puebla.

“Por lo mismo que está sucediendo en el partido, con lo de la pérdida del registro, mi actividad política está suspendida, pero planeo presentar algunas iniciativas, como en esto del ciber acoso, debe haber una regulación ya”, sostuvo.

La ex candidata espera prepararse en campos como la oratoria, para poder dar conferencias y apoyar acciones a favor de las mujeres.

“Me encantaría trabajar en eso y junto con otras mujeres, tanto por la parte de la trata de blancas como por el acoso en redes sociales”, compartió.

El mundo te mirara y te juzgará con base a sus prejuicios y supocisiones, y se burlarán de tus acciones y decisiones, nadie se detendrá a ver cuántos años llevas luchando, o cuántas lágrimas derramas a la semana, nadie se imaginará tus batallas y la fuerza que existe dentro de ti, la soledad que cargas detrás de tu sonrisa, tu deseo de salir adelante y llegar más lejos. Pero el mundo y quién te juzgue no vivirá por ti tus alegrías, ni te dará las oportunidades que llegan gracias a ti, ni te aplaudirá por ser alguien que va contra la corriente fiel a sus convicciones, no te harán saber que ellos mismos sienten la fuerza con la que pisas… Así que sigue tu camino sin importar nada, y convierte tu soledad en la mejor aliada. Es quien se refleja en tu espejo la mejor compañía. ♥️🎯

A post shared by Ana Sofia Orellana OFICIAL (@anasofiaorellanaoficial) on

Fuente_ CadenaNoticias

Deja un comentario