Los accidentes pueden ocurrir en cualquier lugar, en la calle, la casa, la escuela y hasta en un centro comercial.

Afortunadamente, así como hay tragedias por doquier también hay ‘ángeles’ disfrazados de personas dispuestos a auxiliar a quien lo necesite.

Recientemente se dio a conocer un video que muestra cómo gracias a la rápida acción de un oficial de Policía de Florida, Estados Unidos, una pequeña fue arrebata de las garras de la muerte.

La afectada de 14 meses de edad se atragantó con un nugget de pollo dado por su madre.

Cuando la mujer vio que la niña tenía problemas para respirar gritó pidiendo ayuda. Para su buena suerte, los oficiales de policía Robert Ayala y Rafael Guadalupe se encontraban cerca y acudieron inmediatamente a su llamado.

Sin pensarlo dos veces , Ayala tomó a la bebé y la puso boca abajo para golpearle la espalda. Cuando vio que eso no funcionaba, golpeó con más fuerza. Luego de unos minutos de angustia total, la bebé finalmente expulsa el nugget.

En las imágenes se ve a la madre de la pequeña, sacando a su hija del cochecito e intentando en vano que expulse la comida que le ha quedado atascada en la garganta.

Fuente Excélsior

Deja un comentario