Este 28 de septiembre de 2020 es el Día de Acción Global por el Aborto Legal y Seguro, y en la Ciudad de México alrededor de 250 mujeres se reunieron en el Monumento a la Revolución para realizar una marcha rumbo al Zócalo, que no sucedió debido a la represión policial que mantuvo detenido al contingente por más de 5 horas.

Desde la 13:00 horas, grupos de mujeres con pañuelos verdes, representativos de la lucha por la despenalización del aborto, comenzaron a llegar a Plaza de la República. Luego, fue cerca de las 14:30 horas que el contingente avanzó rumbo a Paseo de la Reforma.

En ese trayecto, las manifestantes, que por seguridad se cubren el rostro, realizaron acciones directas en algunos edificios como pintas y destrozos de vidrios; y otro grupo de la protesta las acompañó con la consigna “Fuimos todas”. Desde ese momento, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital (SSC-CDMX) comenzaron a rodear la marcha.

Marcha por el abortoNancy Gómez / SDPnoticias

Las mujeres cruzaron Reforma e ingresaron a avenida Juárez, sin embargo solo pudieron avanzar hasta la altura de calle Balderas, pues la policía colocó una valla con sus escudos para impedir la continuación de la protesta y de las 3 a las 5 de la tarde, las manifestantes no pudieron moverse de este punto.

Organizaciones civiles, como Amnistía Internacional y el Centro de comunicación Cencos, hicieron un llamado al gobierno de Claudia Sheinbaum a retirar el encapsulamiento de la manifestación, por considerar que esta práctica es contraria a los protocolos de actuación policial; también denunciaron violación a los derechos humanos como el de libre tránsito y a manifestarse.

En este periodo, se registraron varios conflictos entre las manifestantes y la policía, quienes accionaron los extintores sin que hubiera conatos de incendios y también, activistas de la Brigada Marabunta explicaron que personas de la SSC lanzó cohetones y gas lacrimógeno contra las mujeres, pues algunas necesitaron de primeros auxilios por la dificultad para respirar y ardor en los ojos.

Tras replegar el bloque de policías, y con la intervención de Marabunta, se logró que las manifestantes pudieran avanzar a la Antimonumenta de Feminicidios, ubicada sobre la Avenida Juárez, frente al Palacio de Bellas Artes; en este trayecto también fueron rodeadas en todo momento por los elementos de seguridad y al llegar casi a la esquina con Eje Central, la marcha volvió a ser encapsulada por mujeres y hombres policías.

Frente a Bellas Artes, el contingente quedó detenido por cerca de dos horas más; ahí acusaron al Gobierno de Sheinbaum de represor e incluso, lo responsabilizaron de la seguridad e integridad de las mujeres que asistieron a la marcha. Fue hasta casi las 20:00 horas que pudieron dirigirse al Metro Garibaldi, retomar Paseo de la Reforma y a la altura de Hidalgo finalizaron la protesta.

La exigencia por el aborto legal fue reprimida por las confrontaciones desiguales entre la policía y las mujeres, aunque advirieron que seguirán saliendo a las calles a exigir su derechos y evidenciar la actuación de los elementos de seguridad contra las manifestaciones de mujeres.

Por su parte, autoridades capitalinas informaron que al término de la manifestación por el Aborto Legal, el saldo fue de 49 personas lesionadas, entre ellas 36 policías “por diversos golpes y quemaduras”; dos de ellas, fueron trasladadas a un hospital para su atención médica “por trauma abdominal por golpes, y otras resultaron policontundidas”.

En tanto, 13 civiles también resultaron lesionadas pero fueron atendidas en el lugar sin que ameritaran traslado.

 

Intentan desacreditar el movimiento, aseguran

Luego de que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, exhibió la mañana de este 28 de septiembre a María Beatriz Gasca Acevedo, ex vicepresidenta de responsabilidad social y recursos humanos de GINgroup, por según financiar la toma de la CNDH, mujeres acusaron linchamiento político e intentos de desvirtuar al movimiento feminista.

Durante la protesta #28S, testimonios de mujeres acusaron que l mandataria intenta desprestigiar al movimiento; y argumentaron que las personas son libres de apoyar las causas que crean necesarias.

“Son elementos para desprestigiar el movimiento, el hecho que donen no significa que haya mano negra o intereses detrás. Trata de desviar la atención a otro tema, el apoyo se dio sin fines de lucro y quiere sacarnos la esencia del movimiento”.Manifestante

Otra asistente a la protesta aseguró que Sheinbaum está distorcionando todo y consideró que no está bien que exponga a gente que hace donaciones legitimas a movimientos legítimos.

 

 

fuente: SDP noticias 

Deja un comentario