Miles de ciudadanos chinos olvidaron la sana distancia y abarrotaron la Muralla China a principios de octubre de 2020, pese a la pandemia de Covid-19.

Fotos y videos muestran a miles de personas reunidas a lo largo de la muralla, dejando muy poco espacio unos con otros y apretados en el estrecho camino.

La mayoría de los asistentes usaron cubrebocas pero se pudo apreciar a algunos que ignoraron esta medida por completo, pese al riesgo que supone para el contagio de coronavirus.

Los ciudadanos se congregaron en la Muralla China por la “semana dorada”, una fiesta nacional de 8 días que supone viajes dentro del país, a diferentes destinos.

Pese a ser el país epicentro, muy pocos casos se dieron en la nación y la pandemia se contuvo de manera rápida. Futuros rebrotes, como el que ocurrió en Beijing en junio, fueron contenidos con aislamiento y pruebas masivas.

Ahora china presume casi cero transmisiones locales de Covid-19 y la vida en el país regresa poco a poco a la normalidad, con medidas de salud.

Deja un comentario