Miguel Ontiveros Alonso y Alejandro Rosas Pruneda, representantes legales de Emilio Lozoya Austin, aclararon la situación jurídica de su cliente al afirmar que este no se encuentra bajo arraigo domiciliario.

En un comunicado difundido en la cuenta de Twitter de Ontiveros Alonso este expresa que “el juicio promovido” por la periodista Lourdes Mendoza, después de la publicación por la misma de fotografías de el exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el restaurante Hunan, de Las Lomas, en la Ciudad de México, es erróneo, puesto que Lozoya Austin actualmente no se encuentra bajo arresto domiciliario.

La columnista de El Financiero expuso en su cuenta de Twitter, a raíz de la mencionada difusión de las imágenes de Lozoya, que el anterior titular de Pemex debió de “comparecer por la demanda por daño moral”, juicio que interpuso Mendoza en 2020, cosa que no sucedió puesto que se argumentó el arraigo domiciliario.

«>

Ante esto, el abogado Miguel Ontiveros planteó la realidad sobre la situación de su cliente, Emilio Lozoya Austin: “Esta defensa manifiesta que ni el Señor Lozoya Austin, ni sus abogados o apoderados, han afirmado –en momento alguno–, que el Señor Lozoya Austin se encuentre sujeto a la medida cautelar de arraigo domiciliario”, se menciona el comunicado.

Ante esta aclaración, en el comunicado firmado por el propio Ontiveros y Rojas Pruneda, segundo defensor de Lozoya, se afirmó que las acusaciones de Lourdes Mendoza son falsas. “De ahí que las manifestaciones publicadas, en el sentido de que esta defensa ha mentido al órgano jurisdiccional, contrastan con la realidad”, expusieron.

El comunicado destacó que tienen en consideración al ejercicio de la libertad de expresión bajo el marco del respeto, “así como de la confianza al sistema judicial mexicano para que este colabore “con las Instituciones del Estado de cara a evidencia la existencia de un aparato organizado de poder que […] instrumentó y ejecutó un sistema corruptor a escala nacional con impacto transnacional”.

Por Redaccion

Deja un comentario