El tribunal penal del Vaticano anunció este miércoles que absolvió al sacerdote italiano Gabriele Martinelli, de 29 años, juzgado en primera instancia por la presunta violación de un menor, de un año menos que él, cuando vivían en un preseminario en la Ciudad del Vaticano.

Los jueces absolvieron también el sacerdote Enrico Radice, de 72 años, quien era entonces el rector de la entidad donde se produjeron las presuntas violaciones, procesado por haber protegido sistemáticamente a Martinelli.

En julio, la fiscalía había solicitado seis años de prisión contra Martinelli, acusado de violación, y cuatro años contra el padre Radice, por complicidad.

El tribunal dictaminó en su breve veredicto que fueron absueltos de algunos delitos, que no podían ser sancionados por otros y que otros estaban prescritos.

Los hechos habrían comenzado en 2007 en el preseminario San Pío X, cuando ambos eran adolescentes, de 14 y 13 años respectivamente y se repitieron durante cinco años hasta 2012, hasta cuando Martinelli tenía 19 años.

Ordenado sacerdote mucho más tarde en la ciudad de Como (norte de Italia), en 2017, Martinelli trabaja actualmente en un centro para ancianos.

El preseminario San Pío X acoge a niños y adolescentes que estudian en una escuela privada en el centro de Roma y ayudan durante las misas celebradas en la Basílica de San Pedro.

Algunos de ellos deciden luego convertirse en sacerdotes y entrar a estudiar en un seminario.

En mayo, la Santa Sede anunció que la residencia será trasladada fuera de los muros de la Ciudad del Vaticano para que los estudiantes vivan más cerca de la escuela.

Por Redaccion

Deja un comentario

Salir de la versión móvil