Al menos 17 años pasará un hombre en prisión después de que golpeó a su madre en reiteradas ocasiones y además violarla tres veces.

El sujeto se encontraba borracho y había tomado metilafetamina momentos antes de llevar a cabo el ataque en contra de la mujer de 56 años de edad.

El ataque ocurrió en noviembre, cuando el sujeto llegó a su casa ubicada en Pilbara, en Australia, y sin previo aviso golpeó a su mamá en la cadera con una tubería de PVC.

Cuando la señora, de quien se reservó su identidad para respetar su privacidad, cayó al suelo, el hombre la tomó del cabello y la arrastró a su habitación, donde abusó sexualmente de ella en tres ocasiones.

Al finalizar el ataque, el tipo la arrojó de la cama al suelo y se fue a dormir a otra habitación. Tras el ataque, la mujer se quedó en el sitio llorando y sin poder moverse, debido a que su hijo le había fracturado la cadera.

Minutos después, la señora se arrastró hasta el teléfono y llamó a su hija para pedirle ayuda. La policía acudió al lugar para arrestar al agresor.

Pese a que la defensa del agresor intentó comprobar que este asalto no es recordado por el hombre debido a las condiciones mentales en las que se encontraba por las drogas que consumió.

Por supuesto que no fue la metilanfetamina la que violó a tu madre… fuiste tú. juez de la Corte de Distrito de WA.

Con esta frase fue que el juez se dirigió al caso y no tuvo reservas en la condena que ya está siendo cumplida por el sujeto.

 

 

fuente: El Heraldo de México

Deja un comentario