Una adolescente celebró sus 15 años luciendo un suéter de arcoíris y con un pastel de merengue multicolor. Tras compartir la foto en redes sociales, fue expulsada de su escuela cristiana. “Ella estaba feliz, se veía bella”, dijo la madre deKayla Kenney a NBC News.

Como cualquier mamá le tomé una foto soplando las velas y la compartí en mi página de Facebook,” añadió Kimerly Alford.Poco después Alford recibió una carta del director de la escuela secundaria cristiana Whitefield Academy en Kentucky, donde su hija cursaba el noveno grado. La carta del directorBruce Jacobson, compartida por el canal, decía que la foto estaba en desacuerdo con las creencias y filosofía de la escuela.

Si bien es un fenómeno metereológico y puede tener muchos significados, el arcoíris se ha identificado como un símbolo de la comunidad LGBTQ, que ha adoptado la bandera multicolor como estandarte de su lucha por la igualdad. La carta que recibió la madre la informaba que su hija sería expulsada inmediatamente por esa publicación en redes sociales. “Me sentí juzgada”, asegura la madre. “Ella se siente juzgada, ha sido devastador para nosotros”.

El código de conducta de la escuela privada detalla que los estudiantes pueden ser expulsados por “inmoralidad sexual” o “orientación homosexual”.

“A ella le encanta reír y bailar, esa es ella”, dice la madre sobre la adolescente, asegurando que no era la intención de su hija hacer una declaración de orgullo gay, simplemente le gustan los arcoíris y escogió esa temática para su cumpleaños. “Le enseñamos a nuestros hijos [a preguntarse]: ‘¿Qué haría Jesucristo?’ ¿Qué haría Él en este caso?”, reflexiona la madre sobre la conducta injusta y discriminatoria del colegio.

Fuente:peoplenews

Deja un comentario