Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, aseveró que la aerolínea que preside “sigue y seguirá adelante“, y que la decisión de acogerse al Capítulo 11 a Ley de Quiebras de Estados Unidos es una decisión responsable para la reestructura financiera.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula, Conesa Labastida dejó en claro que esta situación no afectará a los clientes de la aerolínea, ya que los vuelos, reservaciones y puntos seguirán vigentes.

“En absolutamente nada (afecta a los clientes), vamos a volar más, de una forma segura, con las mejores condiciones de higiene, con los más altos estándares de seguridad, con el mejor servicio que pueden esperar. Aeroméxico sigue y seguirá operando hacia adelante, por supuesto que no muere, es al revés, nos da más oxígeno para vivir”, expresó.

“De una forma responsable, tomamos la decisión voluntaria de solicitar la protección del capitulo 11, que nos permitirá mantener con las operaciones y al mismo tiempo reestructurar tus condiciones financieras, tus contratos. Aeroméxico sigue volando y en paralelo nos vamos a transformar  para ser una una aerolínea más viable de acuerdo a las nuevas condiciones del torno complicado por el que estamos viviendo”, detalló.

“No podemos depender de que un laboratorio descubra una vacuna para la viabilidad de la empresa, tenemos que prepararnos para el peor escenario y eso es lo que estamos haciendo. Va a significar menos aviones, menos vuelos en el corto plazo. Tienes que ajustarte a la realidad y no ajustarte a lo que quieres”, reiteró.

Ayer, Aeroméxico anunció que la compañía y algunas de sus filiales iniciaron un proceso voluntario de reestructura financiera bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos ante la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

El director general de Aeroméxico explicó las razones por las cuales decidieron reestructurar la empresa para enfrentar la crisis derivada de la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19.

“Lo que sucedió desde hace cuatro meses es que estamos en esta crisis del COVID-19, en Aeroméxico empezó antes porque tenemos vuelos hacia Asia y desde febrero empezamos a sentir el efecto de esta crisis que no tiene precedentes”, dijo.

“Hace cuatro meses esperábamos que la crisis durara menos de lo que hoy se anticipa, creíamos que para este verano ya estaríamos recuperados en el nivel de pasajeros, por lo menos cercano al año pasado, y no ha sido así, ha tardado mucho más. Se anticipa que en los siguientes año y medio o dos años los niveles de pasajeros estén todavía por debajo de lo que estaban antes de la crisis”, indicó.

“Hemos tenido que utilizar nuestra caja para pagar deuda que en un escenario normal es deuda que utilizas de capital de trabajo. Hemos amortizado mil 500 millones de pesos de la caja los últimos cuatro meses. Tenemos muchos aviones en tierra, que generan rentas, utilizando caja para pagar la deuda y  un tráfico muy deprimido, era cuestión de tiempo para que la caja se acabara y no queríamos llegar a esa situación”, recalcó.

“Estamos convencidos de que nuestro modelo de negocios es viable, sólido, llevamos 10 ininterrumpidos años seguidos teniendo utilidades. Todas las aerolíneas en el mundo están en una situación financiera muy complicada. Tenemos que cambiar los contratos de arrendamiento, achicar el tamaño de la empresa, al menos en los siguiente meses tienes que encogerte y es lo que vamos a hacer con el apoyo del Capítulo 11”, externó.

Conesa Labastida enfatizó en que el gobierno mexicano sí los ha apoyado en esta situación por medio de formas comerciales.

“En nuestro caso hemos recibido, y ante la falta de liquidez, plazo de parte de ciertos derechos que tenemos que pagar como el uso del espacio aérea, pagar los TUS del Aeropuerto de la Ciudad de México. Estamos al corriente con nuestros impuestos, el modelo que está siguiendo el gobierno mexicano es de una reestructura es por medios comerciales”, refirió.

“El gobierno, y ya lo vimos en el pasado, no tiene que hacer nada administrando aerolíneas, hoy tenemos un mercado aéreo mucho más muy sano antes de la crisis, pero el impacto de esta crisis ha sido tan importante que necesitas transformar. Sí contamos con el apoyo del gobierno mexicano para lograrlo”, destacó.

Andrés Conesa hizo un reconocimiento a todos los empleados de Aeroméxico: “llevamos cuatro meses cobrando la mitad de nuestro sueldo para proteger la liquidez. Tenemos que reinventarnos, pero dejar claro que vamos atener Aeroméxico para rato”.

Deja un comentario