Agentes de la Policía de Investigación (PDI) de la Ciudad de México catearon el domicilio con número 86 ubicado en la calle República de Cuba, en la colonia Centro, Alcaldía Cuauhtémoc, en donde arrestaron a una persona presuntamente vinculada con el hallazgo de los restos humanos que transportaba un hombre en un diablito, correspondientes a Alan y Héctor de 12 y 14 años de edad, respectivamente.

Después del operativo realizado la madrugada de este jueves, el detenido fue trasladado a la Fiscalía de Investigación Estratégica Central, en la colonia Doctores, donde se determinará su situación jurídica.

El pasado  1 de noviembre, un hombre fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CdMx), luego de que descubrieran que transportaba restos humanos en un diablito en calles Centro Histórico.

El hombre fue identificado como Eduardo “N”, de 39 años, y fue aprehendido entre las calles República de Chile y Belisario Domínguez cuando transportaba un bote y una caja de plástico alrededor de las 3:00 horas.

La caja que estaba sobre el diablito se estaba cayendo, por lo que el sujeto comenzó a frenarse en repetidas ocasiones para volverla a acomodar. Policías de la SSC-CdMx se acercaron al hombre con la primera intención de ayudarlo, sin embargo, al cuestionarle sobre el contenido el hombre reaccionó de manera extraña.

Por ello, le pidieron que abriera la caja y el bote, los cuales tenían bolsas negras de plástico con lo que serían restos humanos de dos cuerpos.

Posteriormente, el pasado 4 de noviembre, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) informó que los restos humanos que transportaba el hombre en un diablito, correspondían a dos indígenas menores de edad. Por su parte, la Jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que ya hay más detenidos por el caso.

A través de un comunicado, la FGJ precisó que las indagatorias de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales arrojaron que los restos humanos hallados pertenecían a dos hombres menores de edad. Unos días antes, las víctimas habían sido reportadas como desaparecidas.

De acuerdo con la cronología de los hechos, los menores identificados como Alan y Héctor, de 12 y 14 años de edad, respectivamente, desaparecieron de las afueras de su hogar desde el pasado 27 de octubre.

Dos días después, la Fiscalía emitió una Alerta Amber luego de que los padres denunciaran la desaparición. En el reporte, los familiares señalaron que los menores cursaban la secundaria y que ayudaban en el negocio familiar, dedicado al comercio. Sin embargo, no refirieron que tuvieran problemas con alguien o algún tipo de enemigo.

Los primeros reportes señalaron que Alán y Héctor fueron torturados antes de su muerte.

Deja un comentario