En Guadalajara, Jalisco, desde hace algunos días se registran agresiones en contra de enfermeras y médicos, acusados por los pobladores de portar o ser transmisores del coronavirus COVID-19.

La semana pasada, enfermeras fueron rociadas con cloro y obligadas a bajar del transporte público en el que viajaban. Ahora, un taxista fue testigo de cómo agredieron a un médico en la parada de un camión, por el mismo motivo.

“La agresión de los doctores, que es una estupidez, de parte de la gente, les falta cerebro a estos señores pensando pues cosas que no son como golpear a un doctor porque piensa que está infectado o algo, bañarlo con cloro, es una salvajada ¿no?”, dijo Jesús Arteaga, Dirigente de Organización de Taxis con Base en el Hospital Civil.

Enfermeras agredidas y discriminadas en el transporte

La presidenta de la Comisión Interinstitucional de Enfermeras de Jalisco, afirma que hasta el momento seis enfermeras fueron agredidas y les han negado el acceso al transporte público o privado ante el temor al coronavirus.

Ante las agresiones, los prestadores de la salud, principalmente médicos y enfermeras, hacen un llamado a la población para que se sensibilicen con su trabajo y no los discriminen durante la pandemia de coronavirus que se vive.

“Nosotros estamos trabajando para las personas que lleguen, entonces nosotros no estamos enfermos, no estamos mal”, Verónica Gutiérrez, enfermera del Hospital Civil.

Gente que la verdad no sabe la labor que realizan tanto los médicos como las enfermeras, nosotros como tal arriesgamos nuestra propia salud para atender a la gente, entonces simplemente creo que es desinformación de algunas personas”, destacó Felipe Girón, médico Internista del Hospital Civil.

Ante esta situación, un grupo de taxistas que hace base en hospitales se ofreció a dar tarifas especiales a los médicos para que no se arriesguen por viajar en transporte público.

“Porque no, con mucho gusto se les apoya, o cobrarles poco, mínimo no sé, llevar tantos a tal lado por equis cantidad para que no se perjudiquen ellos”, añadió Jesús Arteaga.

El personal de enfermería agradeció el gesto de los taxistas y más que un transporte gratuito valoran que se preocupen por su integridad.

Ante la amenaza de agresiones por temor al COVID-19, las autoridades sanitarias han pedido al personal de salud no usar uniformes o batas en la vía pública.

Deja un comentario