Cada semana, Amazon destruye más de 100 mil artículos que no se han vendido a través de la plataforma.

De acuerdo con los testimonios de un exempleado, un solo almacén de Amazon desecha a la basura cerca de 130 mil artículos -como televisiones, computadoras y drones- cada semana.

Según se señala en el estudio, la mayoría de estos artículos nuevos son destruidos y llevados a la basura sin posibilidad de ser donados o reciclados.

Cerca de 130 mil artículos terminan en la basura porque no son vendidos en Amazon

En entrevista para ITV, un exempleado de Amazon narró una de las dinámicas empresariales “más impactantes”.

Fotografías tomadas por el hombre muestran la gran cantidad de desechos que genera Amazon semanalmente.

Y es que, sin importar si los artículos están nuevos o empaquetados, la empresa destruye todos aquellos productos que no se han vendido a través de la plataforma.

Se estima que, en total, cerca de 130 mil artículos sean destruidos bajo este principio en cada almacén de Amazon en Reino Unido.

Entre los artículos que más se desechan, destacan:

  • Televisiones
  • Computadoras
  • Tablets
  • Cubrebocas
  • Electrodomésticos
  • Audífonos
  • Libros

“Los productos que a menudo son nuevos y sin usar se clasifican en cajas etiquetadas como ‘destruir’. En general, el 50% de todos los artículos están sin abrir y todavía en su envoltorio retráctil. La otra mitad son devoluciones y en buen estado.”

EXEMPLEADO DE AMAZON

Amazon no permite que los artículos sean donados o reciclados, acusa exempleado

El exampleado de Amazon también acusó a la empresa de ser negativos ante la posibilidad de donar o reciclar los artículos no vendidos.

“Casi todo podría haber sido redistribuido a organizaciones benéficas o personas necesitadas. En su lugar, se tiran en contenedores”, apuntó.

Según un documento filtrado desde el interior de un almacén de Amazon, solo 28 mil artículos fueron etiquetados como ‘donación’ durante una semana.

En contraste, 124 mil productos fueron destruidos y desechados.

Amazon expresó su molestia frente a las acusaciones, y aseguró que “no se envían artículos a los basureros antes de recuperar su energía”.

No obstante, pruebas señalan que menos del 1% de los artículos son reciclados y quemados para generar calor, energía y combustible.

Asimismo, aseguró que la decisión de destruir los artículos que no se venden, radica en las peticiones de los vendedores.

“Cuanto más tiempo permanecen sin vender los bienes, más se cobra a la empresa por almacenarlos y, finalmente, es más barato deshacerse de los bienes.”

COMUNICADO DE AMAZON

Finalmente, Amazon afirmó que están trabajando en un “objetivo de eliminación cero de productos”.

“Nuestra prioridad es revender, donar a organizaciones benéficas o reciclar cualquier producto no vendido”, prometió la compañía.

 

 

fuente: SDP Noticias 

Deja un comentario