El Presidente Andrés Manuel López Obrador considera vacunar contra la COVID-19 a los menores de edad con enfermedades que necesitan protección especial, siempre y cuando los organismos internacionales lo aprueben.

“No descartamos que en el caso de niños y jóvenes con problemas de enfermedades que ameriten una protección especial, si los organismos de salud internacional lo aprueban, sean vacunados en nuestro país”, dijo el mandatario en conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

Además, el Presidente señaló que el Plan Nacional de Vacunación continuará y adelantó que para octubre todas las personas mayores de 18 años habrán recibido la inmunización.

“Tenemos ya los contratos, las vacunas necesarias para aplicarlas a todos. Queremos que para el próximo invierno se tenga la vacunación de toda la población mayor de 18 años”, agregó.

Asimismo, López Obrador hizo un llamado a la población para que acudan a vacunarse contra esta enfermedad, pues aseguró que la vacunación salva vidas. “Tenemos ahora una nueva ola de contagios, pero afortunadamente no hay fallecimientos en la misma proporción de los contagios y hospitalizaciones”, expresó.

Por su parte, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, recordó que el 97 por ciento de las personas que están internadas en nosocomios del país son aquellas que no se vacunaron y dijo que el tres por ciento restante son personas que tienen alguna enfermedad que causa inmunodepresión importante.

“Reiteramos que es muy importante vacunarse. Sabemos que hay una proporción de la población que está pendiente de ser vacunada y a medida que vamos avanzando en el programa ya tenemos 53 por ciento de la población cubierta. Pero es muy importante que con el entusiasmo con el que han acudido las personas de 30 a 39 años y de 18 a 29 años , también lo haga cualquier persona que no haya sido vacunada”, agregó.

Asimismo, el funcionario mencionó que existe un efecto de la vacunación en la letalidad, pues indicó que antes de que comenzaran a aplicarse las dosis contra la COVID, tres de cada 10 personas fallecían sabiendo que tenían esta enfermedad. No obstante, detalló que con el inicio de la vacunación y al tener el 70 por ciento de personas mayores de 60 años inmunizadas, la letalidad comenzó a bajar.

Miles de adolescentes argentinos con factores de riesgo comenzaron a ser inmunizados el martes con la vacuna contra el nuevo coronavirus del laboratorio estadounidense Moderna en momentos en que la propagación de la contagiosa variante Delta asoma como la mayor preocupación.

Los jóvenes de entre 12 y 17 años que reciben el inmunizante en las distintas provincias del país sufren diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, renales, respiratorias, cáncer y están afectados por discapacidades intelectuales y del desarrollo, entre otras dolencias.

El objetivo es inmunizar a cerca de 900 mil adolescentes antes de que la variante Delta comience a propagarse masivamente en el país sudamericano, algo que las autoridades dan por descontado luego de que en las últimas semanas fueron detectados más de 80 infectados, la mayoría viajeros que llegaron de países vecinos y de Europa.

Para inmunizar a los jóvenes las autoridades sanitarias emplean vacunas del lote de 3.5 millones de dosis de Moderna donadas por Estados Unidos días atrás. El inoculante funciona a través de tecnología del ARN mensajero y se requieren dos dosis para la inmunización total.

Por Redaccion

Deja un comentario