La titular de la Secretaría de Salud en Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, reveló que analizan un caso sospechoso adicional al del paciente británico que podría ser ocasionado por la nueva cepa de coronavirus (Covid-19).

El paciente con la nueva cepa de Covid-19 estuvo en aislamiento de 7 días tras su llegada a Tamaulipas el pasado 29 de diciembre de 2020.

En conferencia de prensa, la funcionaria de salud explicó cuál era el protocolo de atención para los viajeros provenientes del extranjero:

  • Identificación de llegada de países europeos
  • Movilización en un vehículo especial
  • Aislamiento durante 7 días

El paciente con la nueva cepa de Covid-19 permaneció en un motel destinado para el aislamiento, gracias a un acuerdo con la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS). Además la empresa del pasajero británico le tomó una prueba PCR en un laboratorio privado el 30 de diciembre que resultó positiva.

Con dichos resultados, se notificó a Sanidad Internacional de la Coepris, quien a su vez lo comunicó a la Secretaría de Salud de Tamaulipas, quien el 31 de diciembre tomó una prueba de laboratorio estatal para corroborar que el paciente fuera positivo a coronavirus.

El 1 de enero de 2021 se implementó todo el protocolo de vigilancia epidemiológica y el 2 de enero se mandó la muestra al Instituto de Diagnóstico y Referencias Epidemiológico (InDRE), donde se solicitó que se realizara la secuenciación del genoma del virus para esclarecer si se trataba o no de un caso producido por la variante del Covid-19 detectado en Reino Unido.

El sistema de vigilancia epidemiológica identificó el vuelo proveniente de México a Matamoros con 46 pasajeros, donde 33 de los pasajeros han sido contactados y 12 continúan en la ciudad de Matamoros, Tamaulipas.

De los 33 pasajeros identificados, 4 han presentado sintomatología: uno es el paciente británico con la nueva cepa de Covid-19, además de otros 3 de los cuales 2 dieron negativo a la prueba y del último -caso sospechoso- se espera el resultado de su prueba este lunes 11 de enero.

De acuerdo con Gloria Molina, el paciente con la nueva cepa se encuentra grave, pero estable y comenzó a presentar sintomatología el 4 de enero cuando su saturación de oxígeno bajó, fue intubado el 9 de enero e internado en un hospital privado de la ciudad de Matamoros.

La secretaria de Salud local, advirtió a la población que ante la presencia de la variante, se incrementa el riesgo de contagio en un 50 a 70 por ciento, por lo que reiteró su llamado a los ciudadanos para que mantengan las medidas de prevención.

Deja un comentario