El sudamericano dijo que “sí” a la pregunta sobre su sueldo y dijo que nunca habla del tema económico hasta que se llega a un acuerdo deportivo, lo que es principal en su carrera, pues no se puede cortar un proceso recién iniciado.

“Con los equipos que he hablado nunca hablamos de dinero. Nos quedamos en lo deportivo. Sí, es un reto (dirigir a Cruz Azul). Todos los cuerpos técnicos son mucho más que yo. Tijuana, América y Monterrey no se han quejado de ese tema. En los contratos me gusta apostar al ganador.

“Ahora deben protegerte mucho más porque en la quinta fecha ya te corren. El ‘Tuca’ tiene paciencia. No podría perpetuarme en un puesto. Me gusta cambiar. No podría quedarme más de tres o cuatro años”. enfatizó.

Antonio Mohamed reveló en Futbol Picante que después de la renuncia de Ricardo Peláez como presidente deportivo de Cruz Azul, el estratega argentino le llamó para felicitarlo por la decisión y ser fiel a sus principios.

“Sí volví a hablar con Ricardo. Lo llamé yo al otro día y lo felicité por la decisión que tomó de mantener su palabra y que seguro tendría algo mejor. Me dijo que seguro los caminos nos iban a cruzar de nuevo. Me dijo que se sintió desplazado y no pudo tomar decisiones. Creo que el director deportivo está para eso”, dijo en ESPN.

De la misma forma, confesó que el acuerdo con la ‘Máquina’ fue casi un hecho y se quedaron a detalles de no poder firmar el contrato para hacerse cargo del banquillo.

“Hace más de tres semanas me llamó. Iba a trabajar con él. No sé qué tan cerca por todo lo que se armó. De acuerdo a mi diálogo con Ricardo, estaba cerca. Me junté con él hace años en un draft. Ahí hablamos y con Mario Lash. Hablamos y aclaramos todo. Después se dio esta posibilidad y no queda el rencor. Si se da, bienvenido y si no, ni modo”.

Finalmente, dijo que muchas veces los medios de comunicación lo ligaron a equipos en México a los cuales ni sabía que estaba ligado.

“Primero que yo estoy muy informado de lo que pasa en México. cada que veo algo, siempre me están ligando con muchos equipos. Es bueno y malo porque siempre dicen que mi representante me está colocando en algún equipo y a mí me conocen todos. Cuando a mí me quieren contratar, ni se enteran. Hubo cosas que no se dieron como yo pretendía”, concluyó.

Deja un comentario