Ante una enorme incertidumbre en todos los mercados globales, incluyendo el de los celulares, Apple presentó este 15 de abril un nuevo iPhone: el iPhone SE de segunda generación.

Como apuntaban los rumores –algunos de los cuales atinaron con precisión incluso la fecha de lanzamiento– el nuevo iPhone SE llega con el mismo cuerpo y medidas del iPhone 8 de 2017 (138.4×67.3×7.3mm) pero con componentes actualizados, como el procesador A13 Bionic que presentan los iPhone 11 de 2019.

En marzo de 2016 Apple lanzó el primer iPhone SE, un teléfono de 4 pulgadas con cuerpo de iPhone 5S pero especificaciones de iPhone 6S que carecía de funciones como la interfaz táctil 3D Touch que presentaban los modelos más premium. En el caso del SE de 2020, carece de funciones como Face ID, el sistema de sensores que sirve para desbloquear el teléfono con el rostro. En su lugar, el iPhone SE de 2020 incorpora Touch ID en el botón de Inicio para activar el teléfono con la huella dactilar, un sistema que no presentan los modelos premium del iPhone desde el iPhone X de 2017, el mismo año que se lanzó el iPhone 8.

Hasta antes del lanzamiento del iPhone SE, Apple seguía vendiendo el iPhone 8 de 64GB por US$449. Apple va a discontinuar el iPhone 8 de su portafolio, sustituyéndolo por el nuevo SE, que cuesta desde US$399 por el modelo de 64GB.

El iPhone SE de segunda generación llega en un momento extremadamente complicado para la industria de los teléfonos (y para cualquier otra industria). Ante la crisis global desatada por la pandemia del coronavirus, la cadena de suministro, la fabricación, la distribución y la venta de celulares en todo el mundo se ha visto seriamente afectada. Según la firma de investigación de mercado Strategy Analytics, las ventas de teléfonos cayeron 38 por ciento en todo el mundo en febrero de 2020 frente al año anterior, la mayor caída en la historia de este mercado.

“El ambiente actual no es fácil, pero diría que es más adecuado para teléfonos con precios agresivos que ofrecen las funciones básicas que para modelos de mayor gama que llevan esas funciones al siguiente nivel, pero de una forma que quizá no es necesaria”, dijo Carolina Milanesi, analista de la firma Creative Strategies. El dispositivo, dice Milanesi, atrae usuarios más pragmáticos y su efecto en las ventas de Apple será más a largo plazo.

Hace apenas unas semanas, Apple presentó una nueva iPad Pro y una nueva MacBook Air, productos que al igual que el nuevo iPhone no contaron con su propio evento (el calendario típico de Apple incluye tres eventos de presentación anuales: uno en marzo, otro en septiembre y uno más en octubre, además de WWDC, la conferencia para desarrolladores en junio –que es cuando presenta las innovaciones de software, y que este año será un evento totalmente digital).

Este año se han cancelado varios de los eventos más importantes de la industria debido al coronavirus, incluyendo el Mobile World Congress, que estaba planificado para realizarse a fines de febrero en Barcelona, España. Además de no haber realizado un evento en marzo o abril, Apple ha tenido que cerrar tiendas en todo el mundo, y ha visto afectada su capacidad de producción debido a la pandemia.

¿Cómo afectará esto la venta del iPhone SE 2? Según la firma de investigación de mercado Kantar, el iPhone SE original ayudó a Apple a apuntalar la presencia de iOS en varios mercados en todo el mundo, gracias a las fuertes ventas de todos sus modelos, incluyendo los dos modelos presentados en septiembre de 2015 (el iPhone 6S y 6S Plus) y el más asequible SE que también salió al mercado en la primavera de 2016 con un precio de US$399.

El iPhone SE competirá con teléfonos Android de media gama como el Pixel 3A de Google (US$399 normalmente), Moto G Power (US$250), Moto G Stylus (US$300) y el Samsung A51 (US$350 con Verizon).

Ahora, el destino del nuevo teléfono está en manos de un competidor invisible y despiadado: el novel coronavirus, que no dejará a ninguna industria intacta este 2020. El nuevo iPhone SE está disponible en preventa el 17 de abril y se comenzará a entregar el 24 de abril.

Deja un comentario