El jefe de seguridad global de Apple, Thomas Moyer, fue acusado de tratar de sobornar a policías de Estados Unidos con iPads para tratar de conseguir un permiso de portación de armas de fuego.

El Wall Street Journal refirió que 4 personas, entre ellas el trabajador de Apple, fueron acusadas del escándalo. El fiscal Jeff Rosen indicó que Moyer habría tratado de ofrecer los iPads a los oficiales para la licencia de armas de fuego ocultas, o “concealed carry”.

De acuerdo con las acusaciones, el alguacil de Santa Clara, Rick Sung, y el capitán James Jensen, retuvieron 4 permisos de armas de fuego para 4 empleados de Apple, hasta que Moyer acordó el donativo de 200 iPads, por un valor de 70 mil dólares (un millón 404 mil 935 pesos) para obtener las licencias.

Ed Swanson, abogado de Moyer, aseguró que su cliente no hizo nada malo y actuó con integridad. Según las acusaciones, los policías lograron obtener la promesa del donativo de los iPads a las oficinas del Sheriff.

No es la primera vez que los policías son acusados de recibir sobornos a cambio de licencias. Tanto Sung como Jensen fueron señalados por retener permisos de armas ocultas, a cambio de 6 mil dólares (120 mil 423 pesos) para obtener boletos de lujo en un palco, para un juego de hockey de los Sharks de San José, en 2019.

El juicio por esta acusación se llevará a cabo el 11 de enero de 2021. La defensa de Moyer espera la absolución en el proceso legal que sigue.

California permite la portación de armas de fuego únicamente de forma oculta. En ese estado está prohibido además tener un arma de fuego cargada en casa y tener un arma de fuego con municiones en un vehículo.

Cualquier ciudadano mayor a 21 años puede solicitar un permiso para portar un arma de fuego. Las únicas excepciones son personas con antecedentes penales y personas con adicciones a narcóticos.

Deja un comentario