Este martes, las actrices Lori Loughlin de la serie ‘Full House’, y Felicity Huffman de ‘Desperate Housewives’, fueron arrestadas acusadas de fraude. De acuerdo a reportes oficiales, ambas enfrentan cargos por soborno a universidades para que aceptaran a sus hijos.

Esta mañana, el FBI expuso lo que califican como “el escándalo de admisión a la universidad más grande jamás procesado por el Departamento de Justicia”, según dijo en conferencia de prensa, el abogado para el Distrito de Massachusetts, Andrew E. Lelling.

Se trata de una compleja red que ofrecía manipular los exámenes de ingreso a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos a cambio de sobornos millonarios. El escándalo involucra a 48 personas, entre las que se encuentran Huffman y Loughlin.

Ambas actrices están acusadas de conspiración para cometer fraude por correo y servicios o funciones honestas, según los documentos judiciales presentados en el tribunal federal de Massachusetts.

De acuerdo a los documentos, los acusados ​​supuestamente pagaron millones en sobornos para que sus hijos ingresaran en universidades de élite como Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, Universidad de San Diego, Universidad de Wake Forest, y la Universidad de Texas.

Loughlin y su esposo, Mossimo Giannulli, están acusados ​​de pagar $500,000 dólares a la USC para que sus dos hijas fueran admitidas como reclutas para un equipo deportivo de la universidad.

En cuanto a Huffman, ella y su esposo, el actor William H. Macy, supuestamente hicieron una contribución de $15,000 dólares para que su hija pasara el SAT (examen de admisión para las universidades de Estados Unidos).

https://www.instagram.com/p/BsUJyIlFp90/?utm_source=ig_embed

La acusación dice que a la joven se le dio el doble de tiempo para responder el examen y le pagaron al supervisor para corregir sus respuestas. La nominada al Oscar por ‘Transamerica’ habría hecho pasar esa cantidad como una donación caritativa.

Los documentos judiciales afirman que uno de los directivos de la universidad se habría reunido con Huffman y su marido en su casa de Los Ángeles para explicarles qué debían hacer para que su hija ingresara sin seguir el procedimiento estándar de selección, y la familia aceptó.

Fuente_ Veintitantos

Por admin

Deja un comentario