Tres pequeños de una familia de origen mexicano observaban al exterior de una terraza en Beirut, Líbano. en el momento de la explosión del pasado martes que, hasta el momento, ha dejado un saldo de 135 muertos y cerca de cinco mil heridos.

En las imágenes se puede escuchar la detonación de 2 mil 700 toneladas de nitrato de amonio, el alcance de la onda expansiva y cómo los tres menores lograron salvarse de milagro.

Tras la explosión, una mujer, quien logró cubrir a uno de los niños, logró incorporarse y apoyar a los menores para despejar la sala.

Fuentes confirmaron a López-Dóriga Digital que tanto la mujer como los menores, afortunadamente, no tuvieron lesiones por los hechos, pero el momento será imborrable en sus vidas.

“>

Deja un comentario