De nueva cuenta, la lluvia se hizo presente en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, durante la noche y madrugada de ayer martes por más una hora.

La lluvia intensa causó problemas en diferentes vialidades de la ciudad al registrarse inundaciones, causando un reblandecimiento en la avenida Anáhuac y Río Panuco ocasionando un socavón, donde por desgracia cayó un auto, más de tres metros con tres personas a su interior.

Las afectadas no resultaron lastimadas y sin dar más datos personales fue la declaración del director de Protección Civil y Bomberos, Omar Enrique Sánchez.

Las lluvias en el norte del país continúan.

Los ejidos de los municipios de Galeana y Aramberri registraron, la tarde de ayer martes, la caída de granizo.

Protección Civil del estado informó del fenómeno que ocurrió alrededor de las 17:00 horas en estos dos ayuntamientos.

Protección Civil de Galeana efectuó un recorrido por los ejidos La Trinidad, Venustiano Carranza, Potosí, San Roberto y Nueva Primavera, en donde no recibieron reporte de personas lesionadas.

Debido a la presencia del fenómeno, varias unidades de carga se estacionaron en el acotamiento de la carretera Saltillo-Matehuala.

En Aramberri, el granizo se presentó  en los ejidos La Chona, San Rafael y Pinalitos también sin reporte de personas heridas.

Protección Civil realizó recorridos para cuantificar los daños materiales en ambos municipios.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que un frente frío se aproximará a la frontera norte de México y se combinará con una línea seca, condición que generará lluvias fuertes, descargas eléctricas, granizadas y posible formación de tornados en zonas de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Deja un comentario