Hace unas semanas se dio a conocer en redes sociales la historia de Anthony Mmesoma Madu, un joven originario de Badagry, una ciudad costera de Nigeria, cuyas cualidades como bailarín se viralizaron en las redes.

Esto fue posible gracias a un video donde Anthony aparece bailando bajo la lluvia, demostrando así que cuando hay pasión y talento, lo de menos son las condiciones adversas para sacarlos a relucir.

La grabación fue difundida en Instagram por la academia de baile Leap of Dance, que destacó las grandes cualidades de sus alumnos, pese a los escasos recursos económicos con los que cuentan.

“ Con muy poco o ningún recurso, nuestros hijos están entrenando para ser lo mejor que pueden. Esto no es para derribar a nadie, sino para mostrar su alto nivel de dedicación y compromiso con nuestro programa. ¿Quién no estaría orgulloso de ellos?”.

En entrevista con la BBC, el joven dijo que bailar lo hace sentir como en un sueño.

“Bailo ballet porque amo bailar. El sentimiento que me invade es como si estuviera soñando”.

El video muestra a Anthony bailando bajo la lluvia, sin música, descalzo y en un sitio inadecuado para practicar ballet.

Fue así que su historia llegó a la exbailarina y empresaria directora de Bookings Africa, Fade Ogunro, quien reconoció las capacidades de Anthony en su cuenta de Twitter:

“Como ex bailarina, estoy celosa de sus hermosas líneas, sus puntas y su gracia sin esfuerzo” Fade Ogunro

Así, se puso en contacto con la academia Leap of Dance para ofrecer una especie de beca al adolescente, que le permitirá completar sus estudios universitarios.

“Quiero pagar toda su educación formal en cualquier parte del mundo, hasta que se gradúe de la universidad”.

 

La academia Leap of Dance fue fundada en septiembre de 2017 por Daniel Ajala, un maestro autodidacta de danza y mentor para los estudiantes, quien desea borrar la idea de que sólo las mujeres pueden ser bailarinas de ballet.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

FACTS ABOUT OUR PROGRAM. Behind those fanciful in class beauty and costumes are lots and lots of backstage hard work. With very little or no resources our kids are training to be the best they can. This is not to bring down anyone but to show their high level of dedication and committments to our program. Who wouldn’t be proud of them? What teacher wouldn’t pray for students who shows/comes to class with so much desire to learn? Kids who are ready to dance with or without conditions. Imagine what more we could achieve if we have more?🙂 DMs for more information. #leapofdanceacademy #covid19 #donation #vocational #nigerianballetschool #travelingtutusincnigeria #danceacademy #danceeducation #weloveyou #growth #weloveourpartners #yeswecan #dancing #learning

Una publicación compartida por Leap of Dance Academy (@leapofdanceacademy) el

“>

Deja un comentario