El secretario de Justicia William Barr examinó el reporte confidencial elaborado por el fiscal especial Robert Mueller para decidir cuánto deben saber el Congreso y el público sobre la investigación de dos años sobre los esfuerzos de Moscú para que Donald Trump fuera electo presidente.

Se prevé que Barr difunda este domingo un primer adelanto de las conclusiones de Mueller, dijo gente al tanto del tema.

La decisión del fiscal general sobre qué revelar seguramente desencadenará una pelea con los demócratas en el Congreso, quienes quieren acceder a todos los hallazgos de Mueller _y la evidencia_ sobre si la campaña de Trump en 2016 se coordinó con Rusia para influir en las elecciones y si el presidente más tarde trató de obstruir la investigación.

Barr y el vicefiscal Rod Rosenstein, quien nombró a Mueller y supervisó gran parte de su trabajo, analizaron el informe el sábado, trabajando para condensarlo en una carta resumen de las principales conclusiones. Mueller entregó su informe completo a Barr el viernes.

Foto: AP

La investigación de Rusia ha seguido a Trump durante casi dos años y ha atrapado a su familia y colaboradores cercanos. Y sin importar los hallazgos del informe de Mueller, la investigación ya iluminó el asalto ruso al sistema político estadounidense, mostró que la campaña de Trump estaba ansiosa por explotar la liberación de correos electrónicos demócratas pirateados para afectar a la demócrata Hillary Clinton y expuso mentiras de los asesores de Trump para cubrir sus contactos relacionados con Rusia.

La Casa Blanca señaló que no ha sido informada sobre el reporte confidencial de Mueller. Trump ha negado cualquier tipo de colusión y calificó la pesquisa de “caza de brujas”.

Barr ha dicho que quiere dar a conocer todo lo que pueda bajo la ley. Esa decisión le requerirá evaluar el protocolo del Departamento de Justicia de no divulgar información negativa sobre personas que no están acusadas pese el extraordinario interés público en una investigación criminal sobre el presidente y su campaña.

Incluso con los detalles aún en secreto, que el viernes concluyeran 22 meses de investigación sin acusaciones adicionales por parte de Mueller fue una buena noticia para algunos en la órbita de Trump que temían que una ronda final de cargos pudiera apuntar a más asociados del mandatario o miembros de su familia.

En una posible anticipación de los enfrentamientos que se vienen entre el Departamento de Justicia y el Congreso, la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en una carta dirigida a los representantes que el resumen sobre las conclusiones era “insuficiente”. Más tarde, Pelosi les dijo a los demócratas en una conferencia telefónica que rechazaría cualquier tipo de información clasificada sobre el informe y que la información debe ser proporcionada al Congreso de manera que permita a los legisladores discutirlo públicamente.

AP / CEPL

Por admin

Deja un comentario