Los dueños del restaurante-bar de Salamanca denunciaron extorsión, pero la Fiscalía General de Justicia de Guanajuato, cuyo titular está bajo fuego desde hace meses, no hizo nada. Esto lo revela Milenio. Alfonsina Ávila, Ricardo Aguilar, Vania Jaramillo y Tere Segura, reporteros de Zona Franca, dicen por su parte que el atentado con un explosivo en el que fallecieron Mauricio Salvador Romero y Mario Alberto Hernández, dueño y gerente de Barra 1604, encendió la alerta entre otros municipios.

Los titulares de las áreas de seguridad de Celaya, León y Guanajuato capital, coincidieron en que este hecho debe considerarse entre los incidentes de violencia que podrían pasar en sus respectivos municipios. Dijeron que podrían tomar medidas de prevención ante este tipo de ataques que, de acuerdo con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, están sucediendo cada vez más seguido en esa entidad.

El Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo aseguró ayer que se trató de un acto “terrorista”, una clasificación que muchos consideraron preocupante sobre todo porque, de serlo, la organización que lo perpetró podría ser considerada terrorista por Estados Unidos, que desde hace tiempo contempla actuar por su cuenta y sin consultar a México en contra de los grupos armados dedicados al narcotráfico.

Rodríguez Vallejo tuiteó en las últimas horas sólo temas relacionados con promoción a su Gobierno. Nada sobre la seguridad, que ha dejado en manos de Carlos Zamarripa Aguirre, quien lleva 11 años en la cartera de Fiscal y pretende quedarse nueve años más a pesar de las presiones del Gobierno federal para que deje el cargo.

A nombre de las y los guanajuatenses, brindamos una gran felicitación y reconocimiento a las y los medallistas que participaron en los Juegos Nacionales, Olímpicos y Paralímpicos #Tokio2020. Nuestro compromiso desde el @gobiernogto es seguirlos apoyando”, escribió el Gobernador. Nada de seguridad.

Por Redaccion

Deja un comentario