La Child Rescue Coalition lanzó una petición en línea para recolectar firmas para prohibir la venta de muñecas sexuales con rasgos que las hagan ver infantiles. “¿Sabía usted que los depredadores sexuales pueden comprar en línea muñecas sexuales infantiles para llevar a cabo sus fantasías de violar niños”, se lee en la página de la plataforma Change.org

La petición se lanzó en Estados Unidos, donde sólo Florida, Kentucky y Tennessee, prohíben la tenencia, importación y comercialización de esas muñecas.

La campaña busca ejercer presión para que el Senado apruebe un proyecto de ley que está estancada desde 2017, o bien, que se trabaje en una nueva legislación que las prohíba en todo el país.

En la página de la petición se acumulan ya más de 110 mil firmas, además de varios  miles de dólares que muchos de los firmantes han donado a la organización con el fin de financiar el proyecto.

Una de las impulsoras de la campaña es ‘Terri’, una madre estadounidense que en agosto recibió un mensaje de un amigo en Facebook que le envió fotografías de una muñeca sexual que estaba a la venta en Amazon y “tiene un increíble parecido con su hija de ocho años”, que trabaja como modelo infantil.

Terri sostiene que para hacer la muñeca, a la venta por más de 12 mil pesos (600 dólares) tomaron como modelo una foto en la que Kat aparece con el pelo recogido en una cola de caballo y con mechas sueltas a los lados de la cara, vestida con ropa deportiva. La foto fue publicada en un periódico en el que Terri contó que su hija se contagió de COVID-19.

Deja un comentario