La empleada de una sucursal del banco Santander en el municipio veracruzano de Boca del Río presentó una denuncia penal por amenazas en contra del sujeto que la videograbó y señaló de ser supuestamente cómplice de delincuentes.

La víctima del robo amenazó a la mujer con cobrarle una vez que abandonara la sucursal y subió el video a las redes sociales.

Hasta ahora las autoridades ministeriales reportan la detención de un presunto implicado en el caso, acusado del presunto delito de portación de arma de fuego y de droga.

Las investigaciones no han encontrado vínculo alguno entre el detenido y la cajera.

Deja un comentario