Felipe Calderón Hinojosa lanzó una crítica al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por implementar un programa de educación a distancia basado en la Televisión en vez de dotar de internet de banda ancha a todos los alumnos y maestros.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el político michoacano apuntó que el Gobierno Federal está desperdiciando la oportunidad para mejorar la red de datos del país para ofrecer contenidos educativos desde preescolar hasta nivel medio superior, y prefiere una fórmula ya vista como Aprende en Casa II.

Si bien reconoció que se trata de un proyecto ambicioso, resaltó la necesidad de dar educación de calidad a los 30 millones de estudiantes que no podrán iniciar este 24 de agosto el ciclo escolar 2020-2021 de manera presencial debido a la Emergencia Sanitaria por Covid-19.

“La necesidad de implementar masivamente la educación a distancia es una oportunidad para cambiar hacia internet de banda ancha para todos los maestros y alumnos. Complicado y costoso, pero sería un cambio estructural de enorme beneficio donde había avance. En lugar de eso, tele”.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) firmó este 3 de agosto un acuerdo con las cuatro principales televisoras privadas del país (Imagen Televisión, Multimedios, Televisa y TV Azteca) para la transmisión en sus pantallas de contenidos del programa Aprende en Casa II.

De acuerdo con el titular de la dependencia federal, Esteban Moctezuma Barragán, se transmitirán contenidos para estudiantes desde preescolar hasta bachillerato, los cuales contarán con valor curricular y servirán de base para evaluar su aprovechamiento.

“Estamos obligados a buscar alternativas, a imaginar y diseñar respuestas para que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes sigan teniendo acceso a la educación”.

Cabe señalar que entre 2006 y 2010 operó en México el programa Enciclomedia, iniciado durante el sexenio de Vicente Fox Quesada y que tenía como fin mostrar en las aulas de clases contenidos digitales que mejoraran la experiencia educativa.

Con esto, se colocó un ‘pizarrón electrónico’ en miles de salones de clases de quinto y sexto de primaria, donde los alumnos podían observar en un principio contenidos de la enciclopedia Encarta de la compañía estadounidense Microsoft; después, se sustituyó por contenido de los libros de texto gratuitos.

Tan solo en la instalación y mantenimiento de los pizarrones, el gobierno gastó casi 24 mil millones de pesos, pese a que auditorias posteriores demostraron que los 685 mil alumnos que formaron parte del programa en un principio no mostraron un mejor aprovechamiento que aquellos que no tuvieron estos pizarrones en sus aulas.

Deja un comentario