Emily Álvarez, hija de Saúl “Canelo” Álvarez, denunció en redes sociales que fue víctima de racismo durante una competencia de equitación en los Estados Unidos. El boxeador hizo eco de la denuncia de su hija.

Según relató la joven en una publicación realizada en Instagram, ella acudió junto con el equipo ecuestre al que pertenece a una competencia en el estado de Michigan. Este equipo representaría a México en el Campeonato Juvenil de América.

Y, aunque Emily Álvarez ha demostrado en anteriores ocasiones que es una amazona destacada, en esta ocasión ni siquiera pudo participar. Según se lee en su denuncia, su yegua fue descalificada sin justificación aparente.

La joven afirma que anteriormente los veterinarios de su yegua le había asegurado que esta estaba en perfectas condiciones, lo que chocaría con el dictamen de la Federación Ecuestre Internacional (FEI).

Además, según denunció, hubo un trato diferenciado de los jueces hacia los competidores mexicanos en comparación con los canadienses y los estadounidenses.

“Nosotros, como mexicanos, hemos recibido un muy mal trato. Los funcionarios de la FEI han sido extremadamente injustos con nosotros. Nos han tratado de manera diferente a los estadounidenses y canadienses, y nosotros lo hemos sentido”, señaló.

Incluso, asegura, hubo burlas de parte de un juez hacia un compañero suyo por no saber inglés.

Pero en general la situación, odiamos la forma en que nos trataron, especialmente a uno de mis amigos. Un oficial de la FEI y otros ciclistas de EU se burlaban de él y se reían de él porque no sabía hablar inglés, y por lo que sé, también están siendo irrespetuosos y racistas”, denunció.

La joven finalizó su denuncia señalando que su equipo no merecía semejante trato, sobre todo tomando en cuenta el largo viaje que hicieron desde México hasta Estados Unidos con sus caballos.

Su padre, Saúl “Canelo” Álvarez, compartió la denuncia de Emily en sus propias redes sociales y calificó como “tramposos” a los organizadores.

Por Redaccion

Deja un comentario