La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) criticó su recomendación emitida en 2018 por el Caso Iguala sobre los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, porque no cumple con los estándares en materia de derechos humanos, al no tomar en cuenta la búsqueda con vida de las víctimas.

“No se escuchó a las víctimas, ni se respetaron sus derechos, antes de la emisión de la citada recomendación, dejando de lado los cinco puntos imprescindibles de la investigación, que las madres y padres de los 43 normalistas demandaron para llegar a la Verdad y la Justicia”.
CNDH

Según la CNDH, la recomendación emitida durante la gestión Luis Raúl González Pérez, dejó fuera puntos relacionados con la búsqueda en vida, la participación en los hechos del ejército mexicano, no retomó investigaciones de lo sucedido en Huitzuco, ni con la telefonía celular y el trasiego de la droga de Iguala a Chicago.

Sedena ocultó información y CNDH revictimizó a estudiantes

A través de un comunicado, la Comisión explicó que elementos probatorios que integran el expediente del caso, revelan la existencia de autoridades que tuvieron mayor participación en lo sucedido el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, sin embargo, las recomendaciones hechas a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los Ayuntamientos de Iguala y Cocula, y a la Fiscalía del Estado de Guerrero, fueron desproporcionadas a la gravedad.

“Los puntos recomendatorios dirigidos a la Sedena no refirieron una necesaria investigación exhaustiva de los elementos del 27 Batallón de Infantería involucrados […] ocultaron información recabada en cada uno de los eventos en los que fueron partícipes, lo que se traduce en la comisión de violaciones a los derechos humanos, atribuibles a los elementos castrenses”.
CNDH

Otro punto que señala la CNDH, es que la Recomendación 15VG/2018 revictimiza tanto a las víctimas directas como a las indirectas de la comunidad de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, ubicada en Ayotzinapa.

“Se denigró, criminalizó y estigmatizó de manera dolosa a la comunidad de la Escuela Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’, al señalarla como partícipe en el tráfico de estupefacientes, perdiendo de vista que un gran número de estudiantes de su comunidad fueron víctimas de hechos violatorios graves de derechos humanos, y con ello la CNDH revictimizó y reforzó un estereotipo negativo ante la opinión pública que afectó a generaciones de estudiantes”.
CNDH

Por Redaccion

Deja un comentario