El piloto mexicano de Fórmula Uno Sergio Pérez volvió a dar positivo en el test de COVID-19 por lo que continuará aislado y el alemán Nico Hülkenberg pilotará su monoplaza por segunda carrera consecutiva en el Gran Premio del 70 aniversario de este domingo en Silverstone (Reino Unido).

La escudería Racing Point confirmó el positivo en un comunicado de prensa en el que aseguró que ‘Checo’ Pérez se encuentra “físicamente bien y recuperándose”, y explicó que Hülkenberg pilotará el monoplaza del mexicano en las tres sesiones de entrenamientos de viernes y sábado, la clasificación del sábado y la carrera del domingo.

“El test de Sergio dio un resultado positivo, de manera que seguirá bajo las órdenes de las autoridades sanitarias. Se encuentra físicamente bien y recuperándose. Todo el equipo desea a Sergio y su familia que estén bien y espera a su retorno”, señaló la escudería británica en su página web.

Sergio Checo Pérez comenzó su aislamiento el jueves 30, cuando tuvo un resultado “no concluyente” en los test de COVID-19 previos al Gran Premio de Gran Bretaña, finalmente confirmado por un segundo análisis que confirmó el positivo y provocó que Racing Point recurriera a Hülkenberg, piloto esta temporada sin equipo después de haber pilotado la última década para Williams, Force India (anterior nombre de Racing Point), Sauber y Renault.

El piloto tapatío confirmó posteriormente a ese primer positivo que después del Gran Premio de Hungría tomó un vuelo privado a México para ver a su madre, que había tenido “un accidente muy fuerte”, un viaje en el que tomó “todas las recomendaciones al pie de la letra” y regresó a Europa sintiéndose “perfecto”.

Este jueves, Racing Point notificó que el mexicano había superado la cuarentena de siete días establecida por las autoridades sanitarias británicas y estaba a la espera del resultado del test PCR para saber si podría participar en el Gran Premio del 70 aniversario. El positivo conocido este viernes se lo impedirá, ya que con este resultado no puede siguiera acceder al paddock.

Hülkenberg tendrá, así, una nueva oportunidad al volante del Racing Point, después de un Gran Premio de Gran Bretaña en el que prácticamente no pudo competir, ya que unos problemas mecánicos le impidieron siquiera salir del garaje para incorporarse a la carrera.

“Aunque Nico no pudo competir en la carrera, su rendimiento en los tres entrenamientos libres y la clasificación nos ofrecen un punto de partida robusto para este fin de semana”, señaló este viernes Racing Point sobre el piloto alemán, cuyo mejor resultado en la Fórmula Uno han sido varios cuartos puestos (Bélgica 2016 y 2012, Corea 2013) y una pole position en Brasil 2010 con Williams.

Deja un comentario