A pesar de los esfuerzos de las autoridades para invitar a la gente a que se apliquen la vacuna antiCOVID, en comunidades indígenas de las zonas Altos y Selva del estado de Chiapas, muchos habitantes se niegan a ser vacunados.

Aldama un municipio de la etnia tzotzil a unos 45 minutos de San Cristobal de las Casas, es uno de los ocho municipios con mayor rezago en la aplicación de la vacuna en la zona Altos aquí solo el ocho por ciento de la población se ha vacunado.

”Muy bajo, unos que, si alcanzamos el siete o ocho por ciento sinceramente, ¿de cuánto es la población que ustedes tienen? Estamos como 3 mil quinientos un poquito más”, dijo Alonso Pérez Sántiz, presidente Municipal Tradicional de Aldama.

En Aldama según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social de las tres mil 500 personas adultas que hay en el municipio solo se han vacunado poco más de 285 habitantes, la mayoría sigue sin creer en la enfermedad.

“Todavía yo no me he vacunado porque bueno es parte de la religión que yo creo en un Dios todo poderoso pues realmente no, no, me interesa porque tengo fe en Dios”, refirió Lorenzo Hernández Jiménez, habitante de Aldama.

Incluso las autoridades municipales y tradicionales de Aldama no aceptan la vacuna.

“No, no me he vacunado, hablando claro no es porque lo voy a negar, porque muchas veces la personas se vacuna dicen y con eso caen con enfermedades”, dijo el señor Santos Gómez López, primer Regidor de Aldama.

“Le digo claro que yo no estoy acostumbrado a vivir con medicamentos, cuando me da calentura, dolor de cabeza si es muy fuerte utilizo hierbas medicinales.”, agregó Pablo Santiz, Segundo Regidor de Aldama.

El IMSS instaló un centro de vacunación en el hospital rural de Aldama; desde hace un mes ninguna persona llega a vacunarse ni a consultas.

“Ya no quieren asistir tienen miedo a la vacunas, al día de vacuna COVID no hemos puesto ninguna, desde hace un mes.”Beatriz Alejandra Santiz Méndez, Encargada vacunación en Centro de Salud de Aldama

En Chiapas, son 22 municipios donde la vacunación es baja, ocho de ellos presentan rezagos; Santiago el pinar, Aldama Chalchihuitan, Chenalhó, Zinacantán, Oxchuc, San Juan Cancuc, Mitontic.

En el municipio de Zinacantán no alcanza el uno por ciento de la población vacunada.

”Es el municipio que menos vacunación tiene, tiene el 0.5 de vacunación de una población aproximadamente de 24 mil 500 personas, se han vacunado el 0.5 por ciento es muy bajo”, reiteró Javier López Baltsé, coordinador de la Brigada Correcaminos IMSS distrito Altos de Chiapas.

Las autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social argumentan que los conflictos sociales, la dispersión poblacional y las creencias por usos y costumbres son parte del problema para que indígenas de las etnias tzotzil, tzeltal, chol y tojolabal acepten la vacunación.

Por Redaccion

Deja un comentario