Un bebé fue declarado como muerto y luego de llevarlo a la morgue se percataron que seguía respirando en la Clínica 16 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Torreón, Coahuila.

Daniela, la madre del bebé, quien ingresó al hospital hace una semana debido que presentaba amenaza de aborto en su embarazo de seis meses, permaneció en cama durante varios días. El pasado 18 de agosto entró en labor de parto; sin embargo, los doctores le habrían reportado que su bebé había nacido sin vida.

La madre aseguró que vio a su bebé moviéndose cuando nació, pero los doctores le mencionaron que eran reacciones de los cuerpos de los bebés cuando nacen muertos.

Los familiares de la paciente señalaron que el bebé permaneció cuatro horas en la morgue previo a confirmar que estaba vivo. Incluso la familia del bebé ya había firmado la acta de defunción y tenían los servicios funerarios, pero ante la insistencia de querer ver al bebé notaron que aún respiraba.

Daniela y su familia denunciaron que los trabajadores del hospital actuaron con negligencia, también acusaron que se negaron a confirmar que el bebé seguía vivo.

Por su parte, el IMSS anunció que investigará a todos los involucrados en la atención médica de la madre y el bebé.

“Todos los involucrados en la atención médica serán citados por el área de relaciones laborales en donde se revisará la actuación del personal y de encontrarse irregularidades se emitirán sanciones”, expuso la institución en un comunicado.

Por Redaccion

Deja un comentario