Jonathan Ávalos Rodríguez, Alcalde del municipio de Francisco I. Madero, en Coahuila, informó este domingo que distribuirá dosis de dióxido de cloro para tratar a pacientes contagiados de COVID-19, esto a pesar de que autoridades sanitarias de diferentes naciones han alertado sobre los daños que puede generar la sustancia.

A través de un video, el mandatario señaló que este compuesto ha dado buenos resultados en personas portadoras de SARS-CoV-2, por lo que ha solicitado la adquisición de mil tratamientos para aquellos que deseen les sea administrado.

“El día de ayer empezamos con un curso muy bueno de la aplicación de dióxido de cloro, con el que estamos maravillados. Estoy muy contento porque aunque es en poco tiempo, nos hemos reunido con algunos médicos, y está dando muy buenos resultados…”, explicó Ávalos.

El Edil reconoció que habrá médicos o personas comunes que estarán en contra del uso del dióxido de cloro, pero que, de acuerdo con lo que investigó, es una alternativa “muy buena”.

En ese sentido, el Alcalde detalló que no es obligatorio, que únicamente será para quienes deseen aplicárselo. Esto será posible si están de acuerdo con firmar una hoja de consentimiento informado. Esto a fin de evitar desavenencias con personas que estén en contra o que no crean que el remedio funciona.

Ávalos Rodríguez afirmó sentirse sorprendido con los cambios inmediatos que genera el consumo del dióxido de cloro.

“Estoy sorprendido con los cambios que se presentan en menos de dos horas, es algo increíble”, aseveró. “Estoy muy sorprendido y como médico lo digo”, añadió.

Deja un comentario