Circula en la red un reciente video, del que se desconoce su ubicación, sin embargo ha “entristecido” a usuarios  al mostrar una trágica escena, inesperada para muchos.

Al colocar la última botella en la bolsa, se desprendió la única asa que sobrevivía dejando al vació el refrescante y sagrado líquido, causando con ello, un mar de emociones encontradas.

Fue un desgracia que “no se le desea ni al peor enemigo”, comentaban algunos usuarios de la web entristecidos por lo ocurrido.

Lo peor de la situación, es que tuvo que pagar las cervezas ¡que no disfrutó! Junto a su compañero, quien decepcionado no podía creer lo que había ocurrido.

Deja un comentario