Con una misa de cuerpo presente fue despedida este domingo Jessica González Villaseñor, quien fue hallada sin vida el viernes en un paraje del municipio de Morelia, Michoacán.

Solamente estuvieron los familiares más cercanos de Jessica, los cuales no pasaron de 30 personas en la funeraria Gayoso, ubicada en el sur de la ciudad.

Los familiares determinaron que el sepelio se llevará a cabo solamente con muy pocas personas, por lo que no se abrió a la población en general.

El pasado lunes 21 de septiembre, la joven salió de su domicilio alrededor de las 17:00 horas y ya no regresó. Fue hasta el viernes cuando la Fiscalía de Michoacán informó que halló el cadáver de Jessica, de 21 años, en el sur de Morelia.

El asesinato de Jessica generó indignación en la población y se realizaron protestas en la ciudad para exigir justicia.

El sábado, más de mil mujeres marcharon por la avenida Francisco I. Madero de Morelia, y demandaron llevar a la cárcel al responsable del feminicidio. Sin embargo, la Fiscalía de Michoacán no tiene todavía detenidos.

Solamente se sabe que Jessica murió por varios golpes recibidos en la cabeza, según la necropsia que le practicaron.

Deja un comentario