El hombre que apuñaló a la nieta de Morgan Freeman en 2015 hasta matarla ha sido condenado a 20 años por asesinato. Según señala el portal estadounidense TMZ, el pasado jueves, Lamar Davenport fue declarado culpable de atestar más de 25 apuñaladas a E’Denas Hines, entonces su novia, en agosto de 2015 en plena calle, a la vista de los vecinos y viandantes.

El veredicto final llega después de una primera sentencia el pasado mayo, cuando Davenport fue declarado culpable de homicidio involuntario. Según informó entonces su abogado, el chico actuó bajo los efectos de las drogas. Davenport renunció a un juicio con jurado popular, por lo que dejó su destino en manos de la jueza del caso, Ellen Biben. Durante las tres semanas de juicio, Biben escuchó el testimonio de testigos oculares que observaron con horror cómo Davenport hundía el cuchillo una y otra vez en el pecho de la mujer de 33 años.

Tras el juicio, la familia del acusado volvió a culpar al actor de haber abusado sexualmente de la víctima cuando era más joven. “Morgan Freeman la molestó. Él causó esto”, grito la madre de Davenport a un reportero a la salida de los tribunales. “¡Mi hijo es inocente, fue un accidente!”, insistió. Después de cumplir los 20 años de prisión, Davenport estará otros cinco años bajo libertad vigilada.

Las acusaciones de un posible romance entre Freeman y la nieta de su primera esposa, Jeanette Adair Bradshaw —con quien no le unen lazos de sangre pero el intérprete siempre ha considerado como propia—, fueron hechas por la defensa durante el primer juicio de Davenport celebrado en la Corte Suprema de Manhattan. Pese a que los rumores sobre que el actor mantuvo una relación sentimental durante casi una década con su nieta, vienen de hace tiempo, en 2009, el intérprete siempre lo ha negado.

No es la primera vez que el ganador del Oscar por Million Dollar Baby, de 81 años, se ha tenido que enfrentar a este tipo de acusaciones. El pasado mes de mayo hasta ocho mujeres denunciaron que fueron abusadas sexualmente o víctimas de un comportamiento inapropiado por parte del actor. “Cualquiera que me conozca o haya trabajado conmigo sabe que no soy alguien que ofendería intencionalmente o haga que alguien se sienta incómodo. Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómodo o que le haya faltado el respeto. Esa nunca fue mi intención”, dijo el actor tras las denuncias recogidas en un extenso artículo de la CNN.

El actual coro de denuncias es lo más grave que se ha dicho del actor, pero su pasado no ha estado exento de polémicas. En 2008 sufrió un accidente de coche del que resultó gravemente herido. Viajaba con una mujer que no era su esposa. El episodio acabó en el divorcio de Freeman de quien fue su pareja durante 25 años, su segunda esposa Myrna Colley-Lee.

 

Fuente_ El País

Por admin

Deja un comentario