El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró este martes 20 de julio de 2021 que el confinamiento por COVID-19 ya no tendrá cierres absolutos en nuestro país.

“El confinamiento ya no va a implicar cierres absolutos”, dijo en conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Señaló que la perspectiva del manejo epidémico ha ido cambiando a lo largo del proceso, no solo en México sino en el mundo. Dijo que no es lo mismo una epidemia en el momento en que está arrancando, con una sociedad todavía en posibilidades de hacer medidas más extremas de contención o de mitigación, como las reducciones de movilidad y la necesidad de preparar las condiciones hospitalarias.

López-Gatell agregó que 18 meses después hay un escenario diferente pues se ha aprendido una serie lecciones que la propia epidemia nos ha dado.

Destacó que se ha logrado tener un protocolo de reconversión hospitalaria muy establecido. Explicó que se compraron los distintos materiales y equipos y se entrenó a unidades de atención, por lo que ahora la posibilidad de reactivar esos hospitales es más eficiente.

“Eso no quita la necesidad de hacer medidas de mitigación, de reducir el riesgo, pero desde luego nos ponen una situación mucho más conveniente”.

Agregó que por otro lado existe una sociedad cansada fatigada de tener estos largos meses de epidemia y que lo que se le puede pedir a la sociedad en términos de reducción de la movilidad no es lo mismo hoy que en febrero de 2020.

Dijo que tratar de forzar la situación cuando ha habido importantes efectos económicos en la vida pública, sobre todo para las familias que tienen mayor escasez de recursos, tiene consecuencias económicas generales para el país y tampoco es conveniente forzarlo.

Se refirió también a las consecuencias que ha tenido el confinamiento en niños y jóvenes.

“Por todas esas razones también el confinamiento no puede ser tan severo, tan estricto como lo fue al inicio cuando tuvimos la jornada nacional de sana distancia”.

Destacó la necesidad de lograr un balance entre confinar para reducir los contagios y desconfinar para evitar el daño social, que es un equilibrio continuamente en revisión.

López-Gatell enfatizó que la enfermedad por COVID-19 ya no tiene un comportamiento tan virulento gracias a la vacunación. Enfatizó que el coronavirus puede seguir causando la muerte, pero la mortalidad y la gravedad se han reducido.

Por Redaccion

Deja un comentario