El fin de semana, el Congreso de Tabasco decretó la desaparición de poderes en Macuspana, Tabasco, luego de la renuncia del presidente municipal de dicho municipio y de todos los regidores.

Fue el pasado 2 de septiembre cuando Roberto Villalpando Arias, presidente municipal de Macuspana, 11 regidores y 10 suplentes presentaron la renuncia a sus cargos.

Las renuncias están marcadas por reclamos de habitantes del municipio quienes aseguran que no ha habido avances en las obras que ya estaban presupuestadas.

Además, a través de redes sociales se denunció que dentro de la nómina del gobierno municipal había personas que cobraban como aviadores.

Villalpando Arias, de Morena, aseguró que solicitó licencia definitiva para dejar su puesto luego de padecer COVID-19 y volver a dar positivo a la enfermedad semanas después.

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, aseguró que la licencia del presidente municipal, provocó que se dejara de atender a los ciudadanos y se descompusieran “políticamente las cosas” en dicho municipio.

Tras la renuncia, el Congreso del Estado decretó la desaparición de poderes y nombró un Concejo Municipal que se hará cargo de gobernar.

El Concejo cuenta con tres integrantes: el primer concejal, Mauro Winzig Negrín; Diana Miranda White Castellanos como segunda concejal y  María Guadalupe Blandín Gil como tercera concejal.

Macuspana es el segundo municipio tabasqueño en ser gobernado por un Concejo Municipal.

El primero fue Jalapa, donde la presidenta municipal, María Asunción Silvan, dejó su cargo el pasado 25 de mayo por presunta corrupciónnepotismo y violaciones graves a la ley.

fuente: López Dóriga Digital

Deja un comentario