Por el delito de feminicidio, por la agresión ejercida sobre su hija, provocándole heridas que no pudo superar, la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) logró una sentencia de 52 años de sentencia para Guillermo “N”, de 23 años de edad.

Los hechos donde la pequeña Mia Brillith resultara sin vida ocurrieron el pasado 06 de noviembre en el poblado de Villa Juárez, municipio de Benito Juárez.

Para lograr esta sentencia condenatoria, el Agente del Ministerio Público apoyado por personal de la Fiscalía como Agentes Ministeriales de Investigación Criminal y Peritos, realizaron en conjunto más de 20 acciones de investigación, entre las que se encuentran: recepción de la denuncia, dos entrevistas, 10 dictámenes periciales distintos de hematología principalmente, procesamiento de la escena, el informe de revisión del cadáver y el reconocimiento del arma.

Este procedimiento penal se originó a partir del informe policial homologado (IPH) presentado por la policía municipal ante la FGJE y la posterior denuncia por parte de la abuela paterna, de la menor fallecida, quien expuso lo ocurrido.

Señaló que “el Memo”, su hijo, arribó a la vivienda y le pidió un vaso con agua, al momento de que ella fue a servirlo, él aprovechó y tomó un cuchillo que estaba entre los trastes y se abalanzó sobre la niña, agrediéndola y aunque la abuela se interpuso, no alcanzó a evitar que lesionara a Mía.

Por su parte el agresor, luego de lastimar a la pequeña, salió a fuerza de carrera del hogar de su madre, justo en el momento en que pasaban elementos de la Policía Municipal de Benito Juárez, y de la Policía Estatal de Seguridad Publica, quienes observaron que una persona del sexo masculino iba corriendo con un cuchillo en mano, por lo que fue detenido.

También se percataron de las lesiones que tenía la niña, por lo que los policías optaron por llevársela al hospital para que recibiera atención médica, pero lamentablemente minutos después de su ingreso perdió la vida por las heridas que presentó en cuello y rostro, principalmente.

Fue por  razones de género el motivo por el cual el padre biológico privó de la vida a su hija, la carpeta se inició por el delito de Feminicidio, por el cual fue condenado a 52 años de prisión.

Deja un comentario