El delegado de San Ildefonso, Ángel Sánchez Vicente, quien se encuentra actualmente suspendido, enfrenta una denuncia penal por acoso sexual cometida en contra de una mujer indígena de la misma comunidad.

El delegado interino de la comunidad, Camilo Ramírez Sánchez, expresó que dicha denuncia fue interpuesta entre febrero y marzo de este año, sin embargo, fue dado a conocer hasta hace unas semanas cuando el mismo fue llamado a comparecer.

En este sentido, señaló que luego de haber permanecido en su cargo por varios meses aun cuando ya había sido denunciado, por intervención de la Defensoría de los Derechos Humanos y la exigencia de los propios integrantes de la comunidad fue suspendido.

“Para mi es muy lamentable sobre todo porque en esta esta administración pensamos que todo iba a ser diferente con el exdelegado, la verdad es que él siempre se autodenominó del pueblo indígena y pues yo lo veo como una traición a esa confianza que se deposita en nosotros” dijo.

 

Staff Poder Ciudadano 

Deja un comentario