El estudiante del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Iván González Uribe, desarrolló una máquina que realiza pruebas de desgaste a prótesis de tobillo, mediante la reproducción del ciclo de marcha del fenotipo mexicano.

De acuerdo con un comunicado del IPN, las prótesis de tobillo son una alternativa médica cada vez más común para devolver al paciente parte de su movilidad, sin embargo, no existen equipos que determinen con exactitud su tiempo de vida útil.

La precisión del equipo, creado por el alumno de doctorado de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) Unidad Zacatenco, radica en que es capaz de simular los movimientos generados por la articulación del tobillo en tres grados de libertad: flexión-extensión, inversión-eversión y abducción-aducción.

El Politécnico Nacional apuntó que las prótesis actuales sólo reproducen el movimiento del plano sagital (flexión-extensión).

Mientras que el prototipo creado por el estudiante mexicano también controla la carga que se ejerce en los diferentes ciclos del proceso de marcha (calculado por el peso del paciente).

Adicionalmente, puede facilitar la evaluación de diferentes materiales biocompatibles con el cuerpo humano, para determinar cuál es el mejor para el desarrollo de prótesis de tobillo.

A diferencia de otras máquinas, la diseñada en esa institución educativa, permite colocarla y realizar las pruebas directamente con la acción de la marcha, que se simula al aplicar y quitar carga dependiendo del recorrido, con lo cual se puede reproducir el movimiento al caminar, correr y trotar.

González Uribe destacó que las pruebas que hoy en día se realizan son muy genéricas, porque sólo aplican cargas puntuales, por lo que sólo gira un elemento y se desgasta un lado, a diferencia de este aparato que simula la marcha y el desgaste real que se produce.

Notimex / CEPL

Por admin

Deja un comentario