El Gobierno de México no tiene más información de más presuntos responsables tras la muerte de la migrante salvadoreña Victoria Salazar Arriaza, de 36 años de edad, quien fue asfixiada por policías de Tulum, en el estado de Quintana Roo.

Ayer, el mandatario salvadoreño Nayib Bukele aseveró en redes sociales que el caso de Victoria Salazar era “mucho peor” de lo que se pensaba, y que habría “más agresores en este caso, también más víctimas”.

“No sé qué información adicional pueda tener”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional.

En la misma tesitura se manifestó el canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien aseguró que no hay información adicional sobre el caso de la migrante salvadoreña, además de recalcar que no habrá impunidad.

“Hemos estado informando al gobierno de El Salvador de los avances de la Fiscalía y eso es lo que sabemos hasta ahora, no hay información adicional”, argumentó

El presidente de México manifestó su condena ante estos hechos de que no habrá impunidad. Ayer la Fiscalía del estado presentó su reporte y confiamos en que se llegue al fondo de todo lo acaecido y se castigue a los responsables”, puntualizó.

El mandatario mexicano apuntó que la muerte de Salazar Arriaza muestra un grado de brutalidad que no debe existir en ninguna sociedad.

Son hechos vergonzosos que muestran un grado de brutalidad, que no se puede permitir, que no debería de existir en ningún país del mundo. El principal derecho humano es el derecho a la vida. Nuestro país está apenas saliendo de una grave crisis, de una decadencia”, declaró.

La muerte de Victoria Salazar ocurrió ocurrió la tarde del sábado 27 de marzo cuando la policía confrontó a la mujer por una supuesta alteración del orden público.

En las imágenes se observa cómo uno de los cuatro agentes coloca su rodilla en el cuello de la víctima, que solo alcanza a gemir, ante la presencia de los otros agentes y ciudadanos que atestiguaron la detención y muerte de la mujer.

Por Redaccion

Deja un comentario

Salir de la versión móvil